Voces Ibero

Los puntos ciegos del gobierno mexicano

Cuando nos referimos coloquialmente a puntos ciegos generalmente queremos decir que son aquellos espacios que quedan fuera de nuestro campo visual. En administración pudiera referirse a todo aquello que no logramos ver durante nuestro proceso de planeación y que inevitablemente nos generará contingencias o emergencias que atender que pudieran poner en riesgo el logro de nuestros objetivos.


Uno de los argumentos que ha manifestado nuestro Secretario de Gobernación en medio de toda la vorágine de declaraciones vertidas con motivo de la fuga de Joaquín Guzmán Loera  alias “El Chapo” ha sido la de culpar a los protocolos de Derechos Humanos que recomendaban conservar puntos ciegos del penal del altiplano en las áreas del retrete y las regaderas para salvaguardar la dignidad y la intimidad de los reos.


Las declaraciones de múltiples personas que conocen el penal han puesto en duda la existencia de estos puntos ciegos. Las declaraciones de los organismos de derechos humanos se han deslindado de la imposición de dichos protocolos por lo menos en los términos que señala el Secretario de gobernación.


De lo anterior podemos concluir dos cosas: la primera es que la existencia de un punto ciego en la regadera pudiera ser un riesgo para la seguridad de un penal ya que generalmente son los lugares que escogen los mismos reos para agredir a otros sin que puedan ser detectados. Pero definitivamente la construcción de un túnel con de más de un kilómetro y medio con toda la sofisticación que se describe en los medios requería no de uno sino de varios puntos ciegos: abajo, afuera y arriba del penal.


La segunda conclusión es que definitivamente un argumento para explicarse todos los desastres en que incurre nuestro gobierno a cada momento no son precisamente los puntos ciegos sino una total ceguera que no le permite prever las contingencias sino que muy a su estilo las sigue creando sin tener absoluta conciencia de ellas, aunque siempre la estupidez fortuita resulta sospechosa.


socorro.hernandez@iberotorreon.edu.mx