Voces Ibero

Encuentros y desencuentros

Con el fin de abrir un espacio de diálogo entre candidatos y estudiantes, el pasado 16 de abril la Universidad Iberoamericana realizó un encuentro universitario donde invitó a los ocho candidatos a diputados federales por el sexto distrito para que presentaran sus propuestas a la comunidad estudiantil.

De los ocho candidatos invitados acudieron siete. El PRI-VERDE decidió no asistir argumentando “agenda llena”.Curiosamente un día después, el Presidente Enrique Peña Nieto canceló su encuentro anunciado con los estudiantes de la Universidad Panamericana.

Esta decisión se tomó ante la queja de los alumnos por la solicitud del Estado Mayor Presidencial de que desalojaran las instalaciones del plantel para hacer posible la visita del mandatario. 

Los desaires del candidato Jose Refugio Sandoval del PRI-Verde a los jóvenes de la Ibero Torreón y el de Peña Nieto a la Panamericana pudieran deberse a dos causas: la primera y más evidente, es  que los asesores de los candidatos vieran como una posible amenaza a las comunidades estudiantiles universitarias que han demostrado ya en otras ocasiones contar con una capacidad de expresión y de protesta que resultaría sumamente incómoda considerando los últimos escándalos locales y nacionales protagonizados por miembros del partido en el poder.

La segunda pudiera ser que no les interesa este sector electoral que es potencialmente significativo y prefieren seguir apostándole a procedimientos arcaicos y ancestrales como: el clientelismo, el corporativismo y el paternalismo.Cualquiera de las dos posibles causas son igual de lamentables.

Mientras nuestros políticos no tengan la madurez para salirse del discurso y de su territorio para permitir el diálogocon las nuevas generaciones será imposible construir un México apto para responder a las demandas de oportunidades que tiene nuestra juventud.

El Estado tiene la obligación de establecer mediante sus instituciones electorales mecanismos que hagan atractiva la participación de los jóvenes en la vida política del país.El diálogo es impostergable, el tono en que este se dé dependerá de la honestidad con la que se asuma. 


socorro.hernandez@iberotorreon.edu.mx