La Cueva de la Hidra

Tierra de Caudillos

Es lugar común referirse a la incertidumbre democrática, como precio y consecuencia de haberla conquistado. Enhorabuena. Sólo que el reciente proceso mostró la cara de un fantasma que preocupa: el caudillismo, vocación de la que surgieron Vicente Fox y Andrés Manuel López Obrador.El primero fue Presidente, ya sabemos con qué resultados. El segundo no ha cejado en lograrlo, valiéndose de estrategias diversas que llevaron a Morena a ganarle 5 delegaciones del DF al PRD, a ocupar entre 34 y 40curules en la Cámara de Diputados y asegurar su registro sin problema. Así las cosas, surge "El Bronco" en Nuevo León, al tiempo que proliferan nuevos partidos políticos que no tuvieron los votos necesarios para conservar su registro pero que sí contaron con presupuesto, tiempos de radio y TV y otras prerrogativas. ¿Se trata del retorno de los caudillos y de las microcélulas políticas del tiempo de la Revolución? ¿Villa, Zapata, Obregón, Carranza, cabalgan de nuevo? Estos caudillos encabezaron el Movimiento Revolucionario del Siglo XX en un momento de la historia que los pueblos requerían justicia,por la situación de olvido y marginación que vivían. Carranza habría de resolverlo dándole orden y convocando al Congreso Constituyente de 1917 a fin de promulgar la Constitución, dándose así inicio al sistema de instituciones que pondrían freno al pensamiento único del patriarca en turno.

Décadas después, un nuevo siglo con realidades similares, injusticias no superadas y el anuncio de reformas estructurales que detonarían el progreso, llevaron a la sociedad, de la esperanza a la desilusión y el enojo. En ese momento crece y se fortalece "El Bronco" y se reconfigura las fuerzas políticas.

Surgen preguntas: ¿El personaje es independiente?, ¿es producto mediático?,¿por qué es tránsfuga delPRI? ¿Cuál es su proyecto? Su campaña audaz y novedosa con el mensaje que la gente esperaba dio justo en el blanco: en su enojo, en el hartazgo, no del estado más pobredel país, sino del que no quiere seguir perdiendo su forma de vida y elige otro camino. Llama la atención. Este triunfo no solo es un mensaje ciudadano, es de los grupos de interés, de los medios de comunicación locales, de una sociedad que respaldada por el poder económico pudo empoderar a un expriista que esperamos no se convierta en un caudillo. Los nuevos gobernantes hacen falta pero con apego a un régimen de instituciones.

Si algo mostró la elección del 7 de junio es que ya no hay un pensamiento único, pero también al fantasma de los caudillos recorriendoel país en espera de un milagro.