La Cueva de la Hidra

“El Profe”

Servando Gómez Martínez, alias "La Tuta", es profesor de educación básica. Su nombre aparecía en la página de la SEP como docente con más de 15 años de servicio. Estudió en el Centro Regional de Educación Normal de Arteaga, Michoacán y fue profesor de la Escuela Primaria Melchor Ocampo del mismo lugar. Fue activista en el movimiento magisterial de su estado y posteriormente uno de los criminales más buscados del México del Siglo XXI, hoy ya encarcelado.

¿Quiénes fueron sus maestros y quiénes sus alumnos?¿Se convirtió en paradigma para ellos? De acuerdo a un estudio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), en ocho estados de la República Mexicana los jóvenes demostraron que se sienten identificados con narcotraficantes y sicarios, por encima de otras profesiones u oficios, y un estudio realizado en los estados de Baja California, Chihuahua, Colima, Durango, Estado de México, Guerrero, Tabasco y Tamaulipas arrojó que 26.3 por ciento de los jóvenes entrevistados, piensan que a ellos o a sus amigos les gustaría parecerse a narcotraficantes o a sicarios, después empresario 17%, profesor 12.4%, policía o militar 10.7% y funcionario de gobierno 4.4%, datos que hablan de la descomposición social y de cómo han permeado los antivalores del narco.

¿Qué nos pasó? ¿Dónde quedaron conceptos como respeto vida, verdad, honestidad? ¿Perdieron sentido? Las respuestas las sabemos. La descomposición nos alcanzó a todos: maestros, madres, padres y autoridades reprobaron.

¿A cuántos alumnos aplicados inspiró "La Tuta"? ¿Fueron muchachos de 10 que emulando a su mentor repitieron su "profesión"? ¿Encarcelado "El Profe", sus distinguidos alumnos seguirán formando profesionales del narco, corrompiendo a niños y jóvenes, impulsando la narcocultura de la que no son los únicos artífices?

Las nuevas generaciones han aprendido que delito e impunidad son el camino del ascenso económico rápido, que tener es mejor que ser, de ahí su interés por pertenecer a grupos delincuenciales, lo que ocurre sobre todo en aquellos en condición de pobreza, desatención y violencia, que prefieren ser sicarios que estudiar y, si en el camino se topan con "profes" sin principios que medran y no enseñan, que corrompen y destruyen toda aspiración, el desastre.

Hoy, "El Profe", "La Tuta" se ha convertido en un asunto de seguridad nacional que baja la lupa no sólo al tema del narco sino al de los maestros que tendrían que estar preocupados por encabezar el proyecto de la incorporación al mundo de información y el conocimiento de nuestros niños y jóvenes. Son los hechos.

A mis maestros gratitud.