La Cueva de la Hidra

¿Nuevo mapa del Poder?

Las renuncias de funcionarios públicos a sus cargos o las solicitudes de licencias para contender por candidaturas a diversos cargos de elección popular el 7 de junio están a la orden del día, así como su registro y la contratación de diversos especialistas que pudieran asesorarlos para ganar. Mientras todo esto ocurre y la ciudadanía observa, el mapa geopolítico se va reconfigurando. El Poder económico, la clase política, la sociedad organizada y los grupos criminales hacen lo suyo para recuperar espacios o hacerse de ellos. Por lo que hace al régimen del Presidente Peña Nieto, se advierte la intención de un relanzamiento, oportunidad única de gobernabilidad y de materializar las Reformas.

Las preguntas surgen, entre otras: ¿La paridad de género cómo juega? ¿Las mujeres le darán un nuevo aire de dignidad, eficiencia y acertividad a la Cámara de Diputados, a los municipios y a los Congresos locales o a alguna gubernatura?

También se plantea la cuestión acerca de si los mexiquenses que buscarán llegar a San Lázaro, ayudarán a recuperar el liderazgo del proyecto peñista con un actuar de altura y de experiencia que tanto se necesita. Una cuestión más, frente al debilitamiento de las instituciones y de la clase política actuante, otros grupos políticos del país buscarán ganar posiciones a costa de lo que sea, lo que incluye al narco poder, ¿cuál es el pronóstico y la estrategia? No sólo la currícula cuenta. Lo cierto es que en esta hoja de ruta, los partidos políticos y los candidatos ya empezaron a mostrar músculo: se villaniza a los partidos, no sin razón, la defenestración de los alcaldes produce rating, los moches, vamos la corrupción, la renuncia de los delegados del INE, el bloqueo a Margarita Zavala, la declinación de Armando Ríos Piter y otras linduras están a la orden del día. En 2015 veremos mucha publicidad de partidos, candidatas y candidatos; los escucharemos en la radio y los veremos en la tele, en carteleras y en bardas. A pocos les gustarán y a muchos hartarán, incrementándose así los militantes del partido abstencionista que crece.

En un escenario así, la narrativa política corre por una vía y la de los empresarios, la del crimen organizado y la de los medios de comunicación por otro. La de la ciudadanía poco que ver con el resto ¿quién se ocupará de ésta que es la que cuenta a la hora de contratar con su voto a sus autoridades? La redefinición del mapa del Poder está en curso.