La Cueva de la Hidra

100% Metepec

En un ambiente de tragedia en el noroeste del país, sea por los efectos de la naturaleza, por la necesidad, por la rapiña exhibida, por el resentimiento social; de la impunidad en Sonora, en el caso de Minera México, de la falta de liquidez, de las cuentas alegres sobre la inseguridad, de las descalificaciones de políticos, de pronto nos encontramos con un municipio en el que la tarea se hace, se cumple con el deber, los vecinos participan y el lugar funciona. Se trata de Metepec, aquí en el Estado de México, donde bajo un concepto que pareciera riesgoso en tiempos de desconfianza, "100% Honesto 100% Metepec", las 52 delegaciones que lo integran vienen realizando, derivado de una convocatoria lanzada por el gobierno municipal, como estrategia para elevar la calidad de vida de la comunidad, motivándolos a mantener las calles y los espacios limpios, libres de grafitis, de autos abandonados, de basura, que sólo fomentan la delincuencia; ahorrar agua, estimular las actividades culturales, promover valores cívicos y más, dándole una vida e imagen al ayuntamiento consecuente con la forma en que éste ha de prestar los servicios y realizar las obras, lo que al final se advierte en sus avenidas, mercados o espacios tradicionales, pero sobre todo, en su vida comunitaria. No se trata de una mirada optimista sino de dar cuenta de lo que ocurre: corresponsabilidad, participación, la determinación de prosperar, vamos que las cosas marchan. Los vecinos tienen una motivación adicional para hacerlo, tres premios expresados en obras o servicios, de acuerdo al proyecto vecinal que previamente tendrían que haber presentado a la Presidencia Municipal.

En este modelo que está probando su eficacia, no hay culpables sino soluciones. No hay malos ni buenos, sólo autoridades y vecinos que se ocupan de lo suyo. En realidad, todos participan, se educa con el ejemplo. Lo que se ve no se juzga. Un recorrido por el municipio es la mejor fotografía. No me crea, véalo y adóptelo donde quiera que viva. Sea lo que sea que haya hecho Carolina Monroy, su Presidenta Municipal, está resultando: logró mover al municipio. De cómo vayan las cosas somos responsables vecinos y autoridades, ninguno puede solo.

Pero nada es perfecto. Hay que señalar que a este esfuerzo, que también se realiza en el ámbito de la seguridad, no corresponden los avances logrados en las otras materias. El combate a la delincuencia que se realiza tiene que contagiar al resto de los municipios de la conurbación, porque sino el crimen seguirá llegando en forma de contagio a Metepec.