La Cueva de la Hidra

Desde Gayola

En un formato similar al del Segundo Informe de Gobierno, el Gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas entregó a través de José Manzur, Secretario de Gobierno, su Tercer Informe a la Cámara de Diputados, el que señalaría que éste daba cuenta de "los logros y la visión de gobierno". ¿Y del estado que guarda la administración?

El mismo día, a las 8 de la noche, en un foro de T.V. habilitado en una fábrica automotriz, la televisión mexiquense transmitía su mensaje, producido de manera novedosa y con la asistencia de invitados de la sociedad. El Gobernador, dentro de un simbólico círculo rojo, enviaría su mensaje, apoyado por "datos duros" y videos de excelente factura. Le entró al tema de la inseguridad, desde un principio, sin profundizar en el caso de los 22 muertos en Tlatlaya. No escuchamos sobre las estadísticas crecientes del crimen en Ecatepec, en Valle de Bravo, en los municipios de tierra caliente o del Valle de Toluca o del oriente del estado.

No hay crimen de menor ni de mayor impacto. Todos lastiman a alguna familia. Sin embargo, el tema de los feminicidios sigue en la agenda sin solución ni resultados. Se trata no sólo de asesinatos sino de violencia intrafamiliar, de secuestros, de violaciones, de trata de personas y explotación de éstas. El gobierno del estado de México no puede permitirse que siga ocurriendo. Las mujeres padecen el crimen en sí mismo y el vía crucis de probarlo. Se informó de la clínica de oncológica que se construye, de la batalla contra el cáncer de mama y cervicouterino, de la capacitación y empleo que se les dará. Se aplaude, pero la lucha contra la violencia y la búsqueda de justicia de género, llegó para quedarse hasta que se cumpla.

En este sentido, y de acuerdo con la empresa Parametría, las cifras ilustran los hechos: el estado está entre los primeros cinco del país en cuanto a violencia contra las mujeres. El 71% de la población considera que las agresiones sexuales y domésticas las afectan más a ellas. Las mujeres consideran que el asesinato de mujeres se debe a celos (78%), inseguridad en el país (66%), existencia de organizaciones criminales (64%), odio y desprecio a las mujeres (58%). De acuerdo a los datos, en Ecatepec se registra el mayor incremento de asesinatos y crímenes violentos. En el caso de niñas desaparecidas, el gobierno estatal señala 24 y las ONG's más de 60.

Enhorabuena por las obras que se emprenden y se harán en el estado, cuyo anuncio habíamos escuchado al Presidente Enrique Peña Nieto. Bien por los muchos logros, pero la agenda de las mujeres espera grandes soluciones en un estado que trabaja en grande.