La Cueva de la Hidra

Elegir

Elegir es renunciar, Sergio Anzaldo.

Sin duda, el año que terminó nos dejó una gran lección: juntos, somos más fuertes. En nuestro país, le demostramos al mundo que estamos de pie y que tenemos la voluntad para seguir creciendo, mirando hacia adelante y construyendo paso a paso mejores condiciones para toda la población. En materia social, la historia no fue diferente. Las noticias alentadoras en materia de combate a la pobreza nos han presentado la oportunidad de seguir sumando y no bajar la guardia, en particular en la entidad más poblada, el Estado de México.

En política social, desde la implementación de la Estrategia Nacional de Inclusión, encabezada por el secretario Luis Miranda Nava, hemos podido avanzar precisamente porque nos hemos dado cuenta que para dar tiros de precisión es necesario sumar los esfuerzos de los gobiernos federal, estatal y municipal. Por eso, resulta fundamental establecer una ruta crítica que le permita a los mexiquenses erradicar carencias y generar infraestructura que se traduzca en mayor desarrollo y menor vulnerabilidad.

En este sentido, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) estará trabajando de cerca con el gobierno que encabeza Alfredo del Mazo para que cada peso invertido le siga cambiando la vida a la gente. Para 2018, se tendrá una inversión superior a los 19 mil millones de pesos que llegarán a seis millones de mexiquenses, uno de cada tres personas en la entidad. Esto habla del tamaño del compromiso del presidente Enrique Peña Nieto por consolidar una política social que funciona, que se ejecuta con transparencia y genera resultados.

Los programas que serán emprendidos en 2018 partirán de una base sólida, ya que el Estado de México fue la entidad que más redujo las carencias por rezago educativo, acceso a servicios de salud y acceso a la alimentación, en términos absolutos, entre 2010 y 2016. Además, el gobierno estatal y los 125 municipios recibirán más de cinco mil millones de pesos a través del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), lo que permitirá generar obras y proyectos que impulsarán comunidades con mejores servicios para todos.

Durante el último año de la administración del presidente Peña Nieto, desde la Sedesol tenemos el compromiso de dejar una política social que responde a las necesidades de la población y que más allá de partidos y colores, sirve a la gente en todo momento y en todos los rincones. Por eso, en el Estado de México seguiremos fortaleciendo Comedores Comunitarios, generando inclusión a través de Prospera y acercando el Programa Pensión para Adultos Mayores a más personas. Solamente así podremos dar golpes decisivos contra la pobreza, construyendo ese estado fuerte y con oportunidades para todos los mexiquenses.