La Cueva de la Hidra

Alianzas en Subasta

A 87 años de fundado el PRI, los candidatos independientes y las alianzas lo cimbran. Este año en que se celebrarán comicios para elegir 12 gobernadores, el Congreso Constituyente de la Ciudad de México –histórico– y elecciones locales de diputados y ayuntamientos en Baja California, el proceso adquiere un carácter plebiscitario, una vez transcurrida la mitad del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

En un tiempo marcado por el pragmatismo político, las decisiones de partido se orientan a las alianzas necesarias para impulsar el Proyecto, pero con qué partidos: con los que no se resistan al liderazgo dominante. Así ha sido, así será; sin embargo la pregunta surge ¿le ganaron la partida a los principios, las leyes cruentas sin rumbo del mercado electoral? El proyecto y el poder van de la mano. Así es.

"El Bronco", hoy gobernador de Nuevo León, Enrique Alfaro, presidente municipal de Guadalajara, los diputados Manuel Clouthier y Pedro Kumamoto mostraron al sistema de partidos que el voto ciudadano que los llevó a ganar germinó en el descontento con los institutos políticos, y los políticos. Los "candidatos independientes" al no encontrar oportunidades en el partido en el que militaban –no vaya usted a creer que fue por su vocación democrática– tomaron el camino de independizarse.

La experiencia y los años del tricolor ofrecen elementos de comprensión del pasado y el rumbo a seguir en el nuevo tiempo. El partido donde militaron quienes fundaron el PRD, el PANAL, el PVEM y MORENA hablan no sólo de escisiones sino de intereses, de revancha y, en el mejor de los casos, de un nuevo proyecto que atienda a los ciudadanos que piensan diferente. La historia de Cuauhtémoc Cárdenas, de Porfirio Muñoz Ledo, de Elba Esther Gordillo, de Andrés Manuel López Obrador, por citar a los hijos más conocidos del PRI que abjuraron de su origen, dan cuenta del gen primigenio de estas organizaciones convertidas hoy en "marcas" en subasta para alcanzar la meta electoral que requieren los partidos añosos, para "ganar y preservar el proyecto".

Son, las estructuras operativas, el capital a considerar en las alianzas con partidos como el PANAL, el Verde o el PT y, lo inaudito, la izquierda y la derecha unidas, una vez más, en seis estados: Zacatecas, Durango, Veracruz, Hidalgo, Oaxaca y Quintana Roo, con cinco expriistas, como candidatos a gobernador, y el PAN con el PANAL en Puebla. Juntos y revueltos ¿El fin justifica los medios?