De monstruos y política

Venezuela y la ley de seguridad interior

¿Qué se hubiera dicho en México si en Venezuela se propusiera una ley de seguridad interior como la recién aprobada por la Cámara de Diputados? Se diría: ¡otro golpe de Estado de lo militares! ¡Más atribuciones a Maduro para criminalizar a la oposición!

En el proceso venezolano, lo singular es que desde las mismas filas del ejército nació el proceso de su cambio de régimen y fue un militar llamado Hugo Chávez, formado en la Escuela de las Américas del ejército estadunidense, quién llevó a cabo la ruptura.

En México, lugar donde el surrealismo es costumbrismo, los críticos y las buenas conciencias que ven a Venezuela como un espejo son los mismos que extrañamente impulsaron la aprobación de la ley de seguridad interior, la cual quedó depositada a la discreción de la institución presidencial y como una ley a modo del que gane la elección en 2018. ¿Para quién y para qué será esta ley? ¿A quién beneficiará y a quién se la aplicarán desde el presidencialismo al que Meade y AMLO aspiran?

Las facultades metaconstitucionales de la nueva ley le otorgan al presidencialismo decadente el uso de la fuerza de manera discrecional. PRI y Morena votaron a favor del dictamen en comisiones porque ambos coinciden en defender el presidencialismo y sus facultades centralistas y extraordinarias.

Los diputados de Morena deberían matizar sus discursos en contra, pues si para ellos no hay duda de que Andrés Manuel López Obrador es el próximo presidente, dicha ley quedará a su aplicación absoluta y como parte de las facultades que su candidato reclama desde hace 18 años para él.

AMLO en su discurso sobre el programa ha dicho que si el presidente es honrado, todos sus subordinados lo serán, pues él barrerá la corrupción de arriba hacia abajo. Si se aplica el mismo criterio, la ley de seguridad interior, en sus atribuciones, no será para aplicarla a los suyos, sino para criminalizar a la “mafia del poder”. Por eso: ¿cuál es el miedo del lopezobradorismo si dicha ley y las atribuciones que le dará como jefe supremo del Ejército mexicano y que hoy la mafia del poder le entrega será para criminalizar a sus críticos mientras otorga amnistía a otros?

El asunto, también, es que los críticos de las facultades extraordinarias y metaconstitucionales en otras partes aquí las impulsan y se las darán a quién los va a criminalizar como futura oposición del cambio verdadero.

La ley de seguridad interior busca salvar a la institución que se niega a reformarse y que los que se dicen ganadores, Meade y AMLO, la apoyaron como golpe legislativo en San Lázaro.

Es, sin duda, una ley contra lo que México necesita: libertades, estado de derecho y democratización.

www.marcorascon.org

@MarcoRascon