De monstruos y política

Los usos mutuos de AMLO, Arreola y Ciro

Ciro Gómez Leyva es, sin duda, un periodista intuitivo, certero y audaz. Sabe hacer política con su trabajo.

Ciro es leído porque no es predecible, y esto explica la sorpresiva cilindreada que le dio a Andrés Manuel López Obrador profetizando su triunfo electoral en 2018, explicando en dos artículos al hilo (14 y 15 de mayo. El Universal) su llegada inminente a la Presidencia.

Lo importante de los artículos de Ciro, surgidos de “una charla privada con empresarios”, es que su cálculo y análisis no se le hubiera ocurrido ni al más entusiasta lopezobradorista, afirmando que a AMLO no habrá quien lo derrote dentro de tres años; aunque Ciro termina diciendo, a manera de ungüento contra el destino, que éste “no podrá restablecer la Presidencia imperial... (sic)”.

El espaldarazo de Ciro a AMLO es genial: viniendo de un periodista sagaz, AMLO seguramente mordió la bala y debe de haber enmarcado con entusiasmo los artículos a manera de prueba fehaciente de que la Presidencia esta a “tres domingos”. Luego, con chanfle magistral, Ciro desliza que “los empresarios” no verían a AMLO con malos ojos.

Existen dos teorías de la misteriosa nota de Ciro:

La primera: endilgarle a todo el espectro de las izquierdas a un AMLO que, si bien habrá obtenido el registro como su principal y único objetivo, estará en 2018 para descalificar toda aquella fuerza o candidato que se le oponga. Muchos saben que si bien para México AMLO no es un peligro, sí lo es para una propuesta seria, alternativa, democrática y unificadora.

Sembrando a AMLO, la derrota es segura; con lo cual, los poderes fácticos podrán dormir tranquilos en 2018. (A manera de ejemplo, recuerdo la cilindreada que le daba Roberto Madrazo, precandidato del PRI, a Marta Sahagún, declarando que ella “era a la única que él temía”. El PAN necesitó meses para quitarle la idea a Martita y a Vicente, pues mente fuerte, domina mente débil…).

La segunda: es un dardo venenoso de Federico Arreola en el SDP que Ciro asume en su artículo del 23 de abril sobre el litigio de Carmen Aristegui-MVS y en el cual recoge, con modestia y un poco de regocijo, que “una parte de la audiencia de Aristegui se está trasladando a nuestro programa”. ¿Serán los dos artículos de Ciro dedicados al triunfo de AMLO un llamado a la audiencia lopezobradorista que, según una teoría banal, poseía el noticiario de Carmen Aristegui y que Ciro se creyó?

Reconozcamos al Ciro genial en la primera…pero también la cilindreada de Arreola a Ciro en la segunda.

Un cazador, cazado.

www.marcorascon.org

http://twitter.com/MarcoRascon