De monstruos y política

‘Por México hoy’

Algo positivo está pasando…

Estamos ante el límite entre lo que ha sido una política de resistencia y la de retomar la iniciativa. Cambiar la indignación pero sin perspectiva, y donde se cuestiona todo, pero no se construye nada.

Paralelo al sentimiento de hartazgo ante las fuerzas políticas y gubernamentales que han optado por la imposición de un modelo autoritario, viene creciendo la necesidad histórica de la unidad de los sectores democráticos, para construir una fuerza que diga hacia dónde sí y no solo no.

La imposición de reformas contrarias al interés nacional y una agenda de cambios para privilegiar intereses económicos, oligarquías regionales, cacicazgos y estructuras corporativas requiere como respuesta la unidad.

Es el momento de trabajar sobre el México que necesitamos, el posible, el alternativo, tomando distancia de lo meramente contestatario.

Es una tarea de implicaciones políticas, ideológicas, organizativas y programáticas, pues se necesita a la vez que luchar contra los intereses que se resisten a dejar sus privilegios, reunificar al país en torno a un proyecto nacional.

Crímenes y desapariciones, corrupción política generalizada, censura y asesinatos de periodistas, derrumbe de la calidad educativa, neoclientelismo, exclusión, pobreza, sistema de partidos agotado, instituciones públicas ineficientes, caracterizan este momento que muchos consideran de hartazgo. Estamos ante la imposición de un modelo autoritario y excluyente que da golpe tras golpe sin recibir respuesta.

Ante la complejidad que se vive y el tamaño de los golpes para inhibir y obstaculizar la crítica, se cruza el proceso electoral ante el cual existen diversas posiciones que se han planteado desde el boicot electoral, anular el voto, votar por personas no por partidos, solo respaldar candidaturas independientes, abstenerse y alejarse de las urnas y sus variantes que dispersan aún más a quiénes se proponen un cambio democrático.

Por la diferencia de procesos y regiones, hoy es difícil construir una sola opción electoral, por lo cual, en la idea de no alimentar más divisiones, se ha hecho un llamado a través del espacio de reflexión Por México Hoy que considera válidas todas iniciativas, salvo aquellas que plantean enfrentar ciudadanos contra ciudadanos al pie de las urnas e impedir la elección de manera violenta.

Esta iniciativa se propone reconstruir un proceso de unidad y sembrar un cambio estructural democrático para México.

www.marcorascon.org

@MarcoRascon