A la intemperie

Explicaciones

Ami Tía Cleta se le dificulta eso de que "nuestros hijos son quienes ganan con el gasolinazo en el país". Dice que los suyos están bastante grandecitos como para que tenga que preocuparse por ellos. Tampoco le queda claro esto de que "nadie hubiera querido que se tomara esta decisión... la que de no haberse tomado tendría consecuencias más dolorosas". Quiere una explicación sencilla, que le ayude aunque sea a entender a medias para ya después formar sus conclusiones.

La explicación de por qué el aumento debió haberse compartido desde finales del año pasado en cada una de las 11 mil 800 gasolineras del país. Hacienda, Energía y Pemex bien pudieron haber redactado un folletín con monitos y todo, para que aquellas fotocopiaran de manera sencilla, explicaran a sus despachadores y distribuyeran entre sus clientes, diciendo más menos que...

"... Nuestro país produce cada vez menos petróleo. En este 2016 habremos producido 2.3 millones de barriles diarios, un millón menos que una década atrás. Sin embargo, la demanda de productos derivados del petróleo ha seguido creciendo, en particular de gasolinas. Producimos menos, nuestras reservas han venido cayendo, pero demandamos y consumimos más. Por ejemplo, a inicios de siglo menos del 5 por ciento de las gasolinas eran importadas; para este año, más de la mitad de ellas vienen de fuera.

Al mismo tiempo, hace años el sector petrolero tenía una balanza superavitaria: la suma de todas sus exportaciones superaba por mucho a las importaciones. Hoy sucede lo contrario. Por ello, el aumento de 50% en el precio del petróleo en este año es bueno para Pemex, pero tiene otras repercusiones para los consumidores. Ello mismo explica que el precio de las gasolinas en Estados Unidos, nuestro principal abastecedor, haya aumentado en 30% en el año.

Cada vez importamos más gasolinas, éstas son más caras y a su vez el peso se ha devaluado ante el dólar en 20% este año. Mantener el precio significaría aumentar un subsidio que beneficia más a las personas de mayores ingresos. En ese caso, el gobierno tendría que endeudarse más o disminuir los recursos que destina a los programas de salud, educación o alimentación. Por ello..."

No sé si Cletita estará conforme con un esbozo de explicación de economía 101 como éste. Sé de antemano que no le sirve escuchar tecnicismos como "poner al día el mercado de gasolinas... transitar de un modelo de precio único a un esquema de precio máximo..." y toda esa palabrería que ella y 99% de los mexicanos rechazamos dado que no se entiende pero se interpreta como un artificio para ocultar lo que está de fondo y no se nos quiere decir. Si gobernar es en buena medida comunicar, es claro que las autoridades tienen un enorme trecho por recorrer antes que sea demasiado tarde.

mp@proa.structura.com.mx