Fortuna y poder

El reto del SAT es la informalidad

El Servicio de Administración Tributaria (SAT), que comanda Aristóteles Núñez, afina los detalles de una herramienta electrónica que facilitará la incorporación al régimen fiscal de negocios y personas que operan en la informalidad.

Se trata de un ambicioso proyecto que busca dar el primer paso hacia la formalización de una población objetivo de 5.2 millones de informales.

De esa cantidad, alrededor de 3 millones operan bajo el régimen de pequeños contribuyentes (Repecos) y de ellos, ¡solo 800 mil pagan impuestos!

La intención es avanzar en el proceso de formalización de una porción del enorme segmento de la población mexicana que no paga impuestos.

El propósito, más allá de la recaudación tributaria en sí misma, es lograr que poco a poco ocurra la formalización de negocios y personas. Es un tema de orden, de formalización gradual.

La frialdad de los números lo deja claro. Hoy la recaudación entre los Repecos es de 2 mil 500 millones de pesos al año.

Es una cantidad mínima respecto a los ingresos tributarios totales esperados para el cierre de 2013, por 1 billón 62 mil millones de pesos.

La formalización pretende lograr el registro de miles de personas y negocios que no pagan impuestos, pero también que quienes están bajo el régimen de Repecos y no pagan adecuadamente ahora sí lo hagan.

Desde ahora le puedo anticipar que no habrá prórroga para la migración a la factura electrónica prevista a partir del primero de enero, a pesar de la petición de la Coparmex y Concanaco para que se extienda el plazo.

Con la nueva herramienta electrónica del SAT que estará lista en breve, no habrá pretexto.

El SAT busca facilitar la formalización de personas y negocios, pero también está ejerciendo todas las facultades que le concede la ley para obligar a pagar a quienes no pagan.

Está aplicando ya la Reconstrucción de Operaciones en restaurantes y hasta consultorios médicos, a través de las cuales en 7 días de asistencia presencial se registran ingresos y egresos de negocios y personas para proyectar resultados anuales y el pago de los impuestos correspondientes.

El reto de la informalidad en México sin duda es mayúsculo, pero el SAT está dando el primer paso. Al tiempo.

Saldos

- Las cadenas de maíz, trigo y cereales no pagarán el IEPS a los alimentos chatarra. Las reglas respectivas ya están listas.

http://twitter.com/marco_mares