Fortuna y poder

2016, otro recorte presupuestal

La noticia es que el gobierno mexicano planteará para 2016, un nuevo recorte presupuestal. El monto del segundo ajuste que realizará el gobierno de Enrique Peña Nieto será similar al que se está aplicando este año, por 124 mil millones de pesos.

El anuncio se formalizará en los precriterios de política económica que enviará al Congreso de la Unión, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que encabeza Luis Videgaray, en las próximas horas.

El principal fundamento para el nuevo recorte es que para 2016 el gobierno no contará con las coberturas sobre el precio del petróleo, como sí ocurrió en éste año.

El 30 de enero pasado se anunció el primer recorte preventivo ante la caída del precio internacional del crudo.

En realidad se trató de una primera parte de un recorte por el doble.

Los fundamentos para aplicar el nuevo recorte que propone el gobierno al Congreso de la Unión, siguen siendo exactamente los mismos: aunque se prevé un repunte en el precio del petróleo —que definitivamente no regresará a los niveles de 100 dólares por barril que registró en los últimos años—, México continuará observando un caída en su producción de hidrocarburos.

El gobierno mexicano refrendará en el documento su compromiso con el manejo responsable de las finanzas públicas y la estabilidad macroeconómica.

Y al mismo tiempo reiterará su compromiso con la política de no crear ni aumentar los impuestos y ratificará su compromiso con una tendencia de déficit decreciente.

Reforma, colchón de ingresos

La reforma hacendaria permitió la elevación de los ingresos tributarios no petroleros a un máximo histórico de 10.6 por ciento del PIB.

Ha tenido un efecto similar al que hubiera tenido la generación del IVA para alimentos y medicinas, pero sin el  impacto regresivo sobre las familias más pobres del país.

Y ha permitido recaudar más de los que más tienen, asegura el jefe de la Unidad de Política de ingresos de SHCP, Rodrigo Barros.

El SAT, que comanda Aristóteles Núñez, aumentó la base de contribuyentes en más de 4 millones de personas.

Este aumento en la recaudación ha sido un colchón ante la caída de ingresos petroleros.

La reforma hacendaria ha hecho repuntar el pago de todos los impuestos: impuesto al valor agregado, impuesto especial sobre productos y servicios e impuesto sobre la renta.

Y los que mayor peso tienen han sido el IVA e ISR.

¡Así las cosas!

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares