Fortuna y poder

Nueve mexicanos atesoran casi ¡140 mil mdd!

Cada vez que se publica algún ranking de multimillonarios en el mundo queda en evidencia que México es un país de enormes desigualdades.

Con tales listas de multimillonarios queda claro que en México hay una exacerbada polarización de la riqueza y la pobreza.

La mayoría de los mexicanos es pobre y una pequeña minoría, cuyo número se puede contar con los dedos de las manos, es ¡hiper rica!

Ayer, Bloomberg publicó su Índice de Multimillonarios, y en él se incluye a nueve mexicanos entre las 400 personas más ricas del mundo.

De hecho, la misma lista confirma a Carlos Slim como el segundo hombre más rico del mundo.

Solo en este año, Slim aumentó su fortuna en 3 mil 500 millones de dólares y alcanzó una cifra total de ¡77 mil millones de dólares!

Con esa cantidad se colocó en segundo lugar, después de Bill Gates —que tiene 87 mil mdd—, con quien desde hace varios años ha venido disputando la calificación de el hombre más rico del mundo.

De hecho, Slim ha sido considerado como tal por varios años, y en segundo lugar Gates, de acuerdo con otras listas especializadas.

El Índice Bloomberg 2014 revela que casi una docena de mexicanos atesora una fortuna que ronda los ¡140 mil millones de dólares! La cifra exacta es de 139.9 mil millones de dólares.

Un dato que revela la superlativa concentración de la riqueza en el país es que, en comparación con Brasil, México tiene la mitad de multimillonarios. Brasil tiene 18 y México nueve.

Sin embargo, por el valor de su riqueza, los nueve multimillonarios mexicanos representan 45 por ciento del valor total de la riqueza de los hiper ricos de Latinoamérica.

La riqueza de los 18 multimillonarios de Brasil representa 40 por ciento del valor total.

Los nueve mexicanos multimillonarios son: Carlos Slim, 77.3 mil mdd; Alberto Bailleres, 14.5 mil mdd; Ricardo Salinas, 11.2 mil mdd; Sara Mota de Larrea, 11.2 mil mdd; Eva Gonda Rivera, 6.8 mil mdd; Lorenzo Servitje, 5.2 mil mdd; Antonio del Valle, 4.8 mil mdd; Germán Larrea Mota-Velasco, 4.6 mil mdd, y Enrique R. Coppel Luken, 4.3 mil mdd.

Sin duda, México es un país monopólico y de contrastes superlativos.

El espejo que nos deja ver el rostro de polarización de riqueza y pobreza debería llevarnos a buscar el camino para lograr una economía con mayor competencia y oportunidades para las empresas medianas y pequeñas, que beneficie a las mayorías.

http://twitter.com/marco_mares

marcomaresg@gmail.com