Fortuna y poder

Genéricos, sin competencia: Cofece

Malas noticias para los consumidores de medicamentos genéricos en México.

Por la falta de competencia en ese sector, los mexicanos enfermos pagan 2.5 mil millones de pesos al año más de lo que deberían.

Y es que son pocos los laboratorios que fabrican los medicamentos con patentes vencidas, que popularmente son conocidos como medicamentos genéricos.

En consecuencia, no hay muchos competidores ni incentivos para reducir todavía más los precios, como  sucedería si hubiera más laboratorios que produzcan medicamentos genéricos y si hubiese una mayor competencia entre ellos.

La intención gubernamental para favorecer la producción de medicamentos con patente vencida en versión genérica ha derivado en una nueva concentración en unos cuantos laboratorios que los producen.

Y lo más grave es que esa concentración impide que los precios sean mucho más accesibles a los consumidores. A la fecha, existe un promedio de 2.8 competidores a 12 meses de vencerse la patente y 3.3 a 24 meses.

En contraste, en Estados Unidos hay 10 competidores en los genéricos de mayor venta a los 12 meses de vencida la patente.

En cuanto al costo para los consumidores, el precio promedio de los genéricos es 28 por ciento menor que el precio del original a dos años de haber vencido la patente.

En pocas palabras, eso es lo que concluye, luego de una investigación sobre los medicamentos con patente vencida, la Comisión Federal de Competencia Económica, que preside Alejandra Palacios.

El tema central es que no hay muchos más laboratorios que los produzcan y no hay incentivos a la competencia para los productores. Más claro: no hay libre competencia en el mercado de medicamentos con patentes vencidas.

El órgano antimonopolios encontró que hay obstáculos que inhiben la participación de más agentes económicos y, en consecuencia, no hay incentivos para aumentar la oferta de los medicamentos genéricos a mejores precios.

Otro hallazgo de la Cofece es que la penetración de los medicamentos genéricos es lenta. Su participación en el mercado es de 22 por ciento a los dos años de vencida la patente.

Ese indicador en Estados Unidos llega a 89 por ciento y en Canadá a 74 por ciento en el mismo periodo.

Hasta ahora solo habíamos visto el beneficio económico que ha generado en la compra consolidada y la prioridad que tienen los genéricos, que realiza el IMSS, dirigido por Mikel Arriola.

Pero no veíamos la película completa, en la que hay pocos fabricantes y muy poco margen de competencia. ¡Al tiempo!

marcomaresg@gmail.com
Twitter: @marco_mares