Fortuna y poder

Switches, fin de un duopolio

Viene la competencia en el multimillonario negocio de las cámaras de compensación de tarjetas de crédito que por años han usufructuado los bancos, a través de un duopolio.

El Banco de México (Banxico) emitió la regulación respectiva que tiene como objetivo central lograr menores precios para los usuarios del dinero plástico.

En virtud de ella, las dos marcas internacionales más importantes, Visa y Master Card, podrían participar, pero también las firmas First Data o incluso Pay Pal.

Es un negocio que consiste en la intercomunicación interbancaria para el reconocimiento de clientes, bancos y comercios y autorizar las operaciones con tarjeta de crédito.

A partir de ahora, el Banxico emitirá la autorización respectiva para operadores entrantes e incluso a los que actualmente dominan el mercado.

Se trata de E-global —son propietarios los dos bancos más grandes del país: BBVA Bancomer y Banamex; juntos tienen 70 por ciento de las tarjetas de crédito del mercado—, y la empresa Prosa —los principales socios son Santander, HSBC, Scotiabank y Banorte.

Para tener una idea de la dimensión de este negocio hay que decir que solo los servicios de Prosa son utilizados por más de 50 millones de tarjetahabientes nacionales y de otros países, quienes realizan anualmente más de mil 500 millones de operaciones.

La intención del banco central, que encabeza Agustín Carstens, es aumentar la competencia a través de la eliminación de barreras de entrada.

La junta de gobierno del Banxico emitió la regulación sobre cuatro pilares: 1. reglas claras para fundar y operar una cámara de compensación a precios razonables; 2. transparencia de precios, prohibir el empaquetamiento por servicios y condicionamiento por volumen; 3. facilitación para la innovación, y 4. seguridad para evitar el ingreso de operadores que no tienen las características y no cumplen con los requisitos.

El temor de los banqueros es precisamente que se dé entrada a operadores insolventes económica y moralmente, aunque reconocen y están abiertos a la competencia.

El rompimiento del duopolio es buena noticia; habrá que ver si los entrantes realmente son competidores profesionales y no los clásicos oportunistas. Veremos.

Saldos

- El SAT, de Aristóteles Núñez, entregó un análisis del contribuyente mexicano. No hay novedad: todos quieren ver que sus impuestos se traduzcan en servicios públicos eficientes y de calidad.

http://twitter.com/marco_mares