Fortuna y poder

Seguros agropecuarios, ¡buró de crédito!

La falta de información sobre los bienes asegurados y su siniestralidad son una barrera de entrada para la oferta de seguros en el sector agropecuario de México.

En consecuencia, se observa una marcada concentración en tres de las 14 aseguradoras privadas autorizadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para operar en el sector.

Al mismo tiempo, las primas de los seguros son altas y obligadamente tienen que ser subsidiadas y, por si fuera poco, el nivel de aseguramiento termina siendo menor al que se requiere en el estratégico sector de producción de alimentos.

El sector agropecuario es altamente vulnerable a sufrir riesgos climáticos, como inundaciones, heladas y sequías, o la aparición de plagas y enfermedades.

De acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria 2014, 78.2 por ciento de los productores agropecuarios reportó pérdidas de cosecha por cuestiones climáticas, plagas y enfermedades.

De ahí la importancia estratégica de la información, como un instrumento que genere competencia y abata los precios de los seguros.

Un solo dato marca el tamaño del problema: el costo neto promedio de adquisición de los seguros agropecuarios fue de 28 mil 300 pesos en 2013, cantidad 11 veces mayor que el seguro de incendio y 12 veces mayor que el de un terremoto.

El tema central de ese fenómeno de elevados costos del seguro agropecuario, los crecientes subsidios respectivos y la superlativa concentración en tres empresas, es la falta de información.

El análisis y diagnóstico es de la Comisión Federal de Competencia Económica, que preside Alejandra Palacios, en el Reporte sobre las condiciones de competencia en el sector agroalimentario.

La institución recomienda una solución: la creación de un buró de información sobre seguros agropecuarios.

La idea es que se reúna y comparta información —principalmente de parte de Agroasemex— sobre siniestralidad, bienes asegurados, variables meteorológicas y ubicación georreferenciada de los beneficiarios, para que se ofrezcan seguros adecuados y viables.

En la medida en que las aseguradoras cuenten con información suficiente para calificar el riesgo de los diferentes tipos de productores, mejorarán el diseño de sus productos y reducirán sus costos y primas aseguradas.

marcomaresg@gmail.com
Twitter: @marco_mares