Fortuna y poder

Sacar de la informalidad al ejido: EMM

Viene la reforma del campo. Se presentará el próximo febrero y tiene, entre otros, un propósito fundamental: sacar de la informalidad al ejido.

El secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, lo tiene muy claro: no se trata de privatizar el ejido, pero sí de facilitar que quienes así lo deseen puedan transitar del estatus social al privado.

Detrás de este propósito está un objetivo concreto: aumentar la productividad de los productores del campo y ayudarles a generar mayor riqueza individual y para el sector.

Aunque la reforma constitucional que promulgó en 1992 el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari tenía el mismo propósito, no se logró.

Y no se alcanzó porque ¡la legislación secundaria burocratizó los procedimientos!

Ojalá se tome en cuenta este antecedente hoy que está la moneda en el aire y se espera la aprobación de las leyes secundarias del paquete de reformas constitucionales aprobadas con Enrique Peña Nieto.

La reforma al campo que pretendía sacar de la pobreza a los campesinos, hace 22 años, se quedó atorada en el papel y solo 3 por ciento de la tierra social o ejidal se ha convertido en tierra privada.

Y ese 3 por ciento de tierra que ha pasado a manos privadas es la que se ha destinado al turismo o que está muy cerca de los centros urbanos. Es decir, una reforma muy ambiciosa, solo logró descremar lo más valioso de la tierra ejidal.

Mientras tanto, la situación de los campesinos sigue igual. El 77 por ciento de la superficie para la producción agropecuaria son parcelas menores de cinco hectáreas.

Y al no tener seguridad jurídica sobre sus propiedades los ejidos están, para efectos prácticos, en la informalidad, porque sus terrenos no son objeto de crédito, no pueden venderse y si los rentan, lo hacen a los precios más bajos del mercado.

La reglamentación es excesiva. Cualquier grupo de ejidatarios que quiere cambiar de dominio tiene que hacer una asamblea ejidal a la que asista 66 por ciento de los campesinos que integran el ejido y que todos voten a favor.

Lo que ha impedido el tránsito de propiedad social o ejidal a propiedad privada es la burocracia y la tramitología.

La reforma es un nuevo intento por fortalecer al campo y a los campesinos. ¡A ver!

Saldos

- Andrés Garza Herrera, director general de Qualtia Alimentos, asumió la presidencia de ConMéxico.

http://twitter.com/marco_mares