Fortuna y poder

¡Rescate!, sin eufemismos

¿Por qué andar con eufemismos? Lo que aprobaron los legisladores en calidad de apoyo a los ahorradores defraudados por Ficrea no es otra cosa más que un rescate.

Es un rescate ¡con dinero de los contribuyentes!

El dinero que aportará el gobierno federal no puede provenir de otra parte más que de las contribuciones de todos los que pagamos impuestos.

Es un fondo de apoyo, con recursos del gobierno, de entre mil 500 y mil 600 millones de pesos.

Se constituye en favor de particulares —que de buena fe o no, invirtieron en una sociedad financiera popular, administrada por particulares que los defraudó—, precisamente en tiempos de recorte presupuestal.

Con ese fondo se pagará a alrededor de 5 mil personas, que invirtieron un millón de pesos en la sociedad financiera de ahorro popular.

En total son 6 mil 876 los ahorradores.

Además de lo que se viene cubriendo con el seguro de depósito hasta por 130 mil pesos, o 25 mil unidades de inversión (Udi), que protege a 90 por ciento de los ahorradores.

El fondo aprobado por los legisladores cubrirá a la mayoría de los ahorradores, que en promedio invirtieron un millón de pesos.

Aunque también se les pagará hasta un millón de pesos a quienes hubieran invertido más y prefieran cobrar hoy esa cantidad y no esperar hasta que se moneticen los activos que intentará rescatar el gobierno mediante Nacional Financiera.

La monetización de los activos, entre los que se encuentran bienes inmuebles y otros, no será sencilla ni rápida.

¿Por qué? Rafael Olvera Amezcua, acusado del fraude contra los ahorradores por 2 mil 700 millones de pesos, realizó una gran cantidad de operaciones para comprar y colocar en el extranjero tales activos.

De tal suerte que Nafin y sus abogados tendrán que realizar juicios en otras naciones para tratar de recuperar los recursos.

¿Qué pasará si no se logra monetizar el total del monto del fraude? ¿Qué ocurrirá si no se cubre el monto del crédito puente que extendieron los legisladores con recursos de los contribuyentes?

¡Obviamente se perderán!

No hay que usar eufemismos. El fondo de apoyo a los ahorradores de Ficrea no es otra cosa más que un rescate con fondos públicos.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares