Fortuna y poder

Pemex: riesgo soberano

La salida de Emilio Lozoya de la dirección de Pemex es parte del ajuste que realizará el gobierno en la petrolera y en el gasto público gubernamental.

La prioridad es hacer rentable a Pemex, pero sobre todo detener la creciente desconfianza en sus finanzas, que llevaron a Moody's a recortar su calificación y a amenazar con una revisión a la baja adicional. Se trata de eliminar el riesgo soberano que viene acumulando la petrolera.

EL RESCATE

Aunque se ha negado utilizar el término, es inminente un proceso de rescate de Pemex. De hecho, ya empezó con la negociación del régimen de pensiones, que acumula una deuda actuarial por un billón de pesos. El gobierno aportará un peso por cada peso que se reestructure.

A Pemex lo respalda el gobierno mexicano. Ayer lo ratificó el presidente Enrique Peña Nieto al designar a José Antonio González nuevo director de Petróleos Mexicanos.

También lo había dicho en días previos el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien incluso advirtió que el gobierno inyectaría recursos a Pemex si se ajusta a un plan de eficiencia. La declaración del titular de las finanzas públicas permitió que la petrolera realizara una colocación por 5 mil millones de dólares unas horas después.

LA ADVERTENCIA

Casi como un reloj suizo, por la sincronía con la que se realizaron, días después vinieron las declaraciones proféticas del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien advirtió que para enfrentar la intensificación de la volatilidad internacional había que hacer un mayor ajuste al gasto público, en particular a las finanzas de Pemex...

El manejo financiero de Pemex distanció y terminó por definir la salida de Lozoya. Videgaray no estaba contento con la conducción de las finanzas de la empresa petrolera...Pemex enfrenta una de sus peores crisis de su historia. Al cierre de 2015 registró pérdidas por 146 mil 856 millones de pesos y acumuló una década de producción declinante... José Antonio González es un experto hombre de negocios, que llega con todo en contra y con el desafío de reparar el barco, ponerlo a flote y competir de tú a tú con las poderosas petroleras mundiales. No más, pero no menos.

marcomaresg@gmail.com
Twitter: @marco_mares