Fortuna y poder

Pemex, éxito inesperado

Resultó un éxito “la madre de todas las licitaciones” en el sector petrolero mexicano.

A pesar de la tendencia internacional decreciente de inversiones para la exploración y explotación petrolera, Pemex consigue socio capitalista y operativo, y coloca 80 por ciento de los campos que puso a subasta.

Pemex amarra como socia a una poderosa compañía australiana: BHP Billiton Petróleo Operaciones de México, para explorar y explotar crudo en aguas profundas, del campo Trion.

Será la primera vez que Pemex se asocia luego de 79 años de monopolio estatal. Y lo hace con una experimentada empresa minero-petrolera con plataformas en el golfo de México pero en el territorio de EU.

Pemex será socio minoritario y la australiana detentará la mayoría y realizará inversiones por 11 mil millones de dólares.

Además, Pemex colocó ocho de los 10 campos licitados en la Ronda 1.4. Previamente, la Secretaría de Energía, de Pedro Joaquín Coldwell; la Comisión Nacional de Hidrocarburos, de Juan Carlos Zepeda, y Pemex, de José Antonio González Anaya, anticipaban que la licitación sería un éxito si se colocaba 40 por ciento; es decir, cuatro de 10 campos. Lo que significa que el éxito esperado se fue al doble.

Con una oferta de 624 millones de dólares, la autraliana BHP Billiton derrotó a la inglesa British Petroleoum, que ofreció 605.9 millones de dólares. Las dos empresas se fueron al 4 por ciento, el máximo de la regalía adicional.

Estas dos compañías fueron los únicos dos postores que presentaron oferta por el campo Trion, que de acuerdo con cálculos oficiales tiene 485 millones de barriles de recursos potenciales de petróleo y es considerado uno de los mayores descubrimientos de Pemex.

Pemex logra asociarse y atraer inversiones nacionales e internacionales para ocho de 10 campos.

Sin duda se trata de una licitación exitosa, pese a que originalmente el número de interesados se redujo a 17 empresas y consorcios, y de ellos solo dos llegaron a la final por el campo Trion.

Se trata de la licitación más importante en la historia petrolera del país, por la magnitud de los proyectos, las inversiones requeridas y el tiempo que han sido esperados esos proyectos.

Con la asociación con BHP Billiton y las licitaciones que está realizando Pemex, la petrolera mexicana se está convirtiendo en una empresa moderna.

Hasta ahora, Pemex registra una perniciosa caída en su producción petrolera y acumula una deuda de 81 mil millones de dólares. Su situación es difícil, pero ya inició el camino con el que puede, en el mediano y largo plazos, darle la vuelta. Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

Twitter: @marco_mares