Fortuna y poder

PRD y telecomunicaciones, ¿táctica dilatoria?

La presión en torno a la reforma de telecomunicaciones está al máximo. Cada día que transcurre sin que se apruebe abona en detrimento de los bolsillos de millones de mexicanos.

La iniciativa de reforma tiene un objetivo muy claro, emparejar la cancha para que haya más competencia entre los participantes en ese negocio y redunde en beneficio de los consumidores.

La de telecomunicaciones es la única que beneficiará de manera inmediata la economía individual de los usuarios de los servicios de esa industria.

Sin embargo, en la recta final que transcurre en el Congreso se observa claramente que un grupo de legisladores  tratan de evitar o, por lo menos, obstaculizar y retrasar lo más que se pueda su aprobación y por supuesto su aplicación.

La crónica vía Twitter de la sesión de ayer, del senador Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República, dejó muy clara la fotografía. Se trata de una evidente táctica dilatoria.

Detrás de la furibunda oposición de distintos legisladores perredistas y uno que otro panista, está el interés del agente preponderante, Telmex-Telcel, encabezado por Carlos Slim Helú.

La izquierda y uno que otro de derecha, unidos en defensa del mismo interés: el de una empresa que domina en el mercado.

Con argumentos contundentes pero falsos pretenden desviar la atención de la opinión pública.

Lo cierto es que la reforma de telecomunicaciones le pega tanto a las televisoras, en particular a Televisa, como a Telmex-Telcel.

Televisa, de Emilio Azcárraga, tendrá que compartir su infraestructura y enfrentar la inminente competencia de dos cadenas de televisión privada y una pública.

Los potenciales concesionarios de tv abierta tienen una gran oportunidad con el precio piso que dispuso el Ifetel porque es ¡una ganga!: 830 millones de pesos. Esa cantidad dividida entre 123 estaciones resultaría en alrededor de 670 mil pesos. ¡Una sola estación de radio cuesta entre 55 y 60 millones de dólares!

¿Por qué no procurar más competencia en el negocio de las telecomunicaciones?

¿A quiénes defienden en realidad los legisladores de la izquierda?

Saldos

- La Asociación Radio Independiente, organización enemiga históricamente de Televisa, pide a Javier Corral que aclare la presunta deuda por más de 2.7 millones de pesos con la televisora.

http://twitter.com/marco_mares