Fortuna y poder

NOM, obstáculo "vs ordeña" digital de gasolina

La Profeco tiene muchos retos, pero uno mayúsculo es el negocio negro que realizan muchos expendios de gasolina en los que venden al público litros que no son de a litro.

Es una práctica nefasta que realizan muchas de las gasolineras en el país, aunque, hay que reconocerlo, no todas.

No debe generalizarse, pero un número importante de gasolineras ha generado una pésima fama pública en torno suyo.

Se ha encontrado que en algunas de ellas venden litros que no son de a litro, y otras incluso están ligadas al crimen organizado, que roba y luego les vende gasolina.

Tales delitos los enfrenta la propia paraestatal en su propia vertiente y la Profeco en lo que toca al engaño a los consumidores.

Sin embargo, la Profeco no tiene todas consigo para realizar más eficientemente tan difícil tarea.

La defensora de los consumidores, Lorena Martínez, enciende los focos rojos y advierte que se requiere la renovación de la norma oficial mexicana (NOM) relacionada con los combustibles, para que la Profeco pueda verificar los despachadores digitales de las gasolineras.

Las NOM de combustibles —dice la funcionaria— están anquilosadas y se necesita renovarlas para que la Profeco cuente con los instrumentos tecnológicos necesarios que le permitan defender a los consumidores y obligue a las estaciones de gasolina a despachar ¡litros de a litro!

Sin lugar a dudas, se trata de una enorme carencia para la institución responsable de vigilar que se cumplan los derechos de los consumidores.

El abuso de los gasolineros ha sido una constante desde hace mucho y lo sigue siendo si se toman en cuenta los números de la propia Profeco.

La dependencia realizó, de enero a julio, 866 visitas de verificación a gasolineras, inspeccionó 12 mil 141 instrumentos de medición e inmovilizó 2 mil 265 de ellos.

Ha aplicado 2 mil 300 sanciones e incluso clausuras de establecimientos y despachadores.

Las sanciones van de 300 mil a 2 millones 800 mil pesos.

Aunque el top 5 de los estados con mayor número de mangueras inmovilizadas incluye a Jalisco, Veracruz y Colima, el Estado de México y el DF son los que registran la mayor cantidad.

Ojalá que la Procuraduría Federal del Consumidor cuente con todos los instrumentos a su alcance para eliminar el engaño a los consumidores.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares