Fortuna y poder

Ley telecom, con cambios profundos

América Móvil (Amx) se achica; Televisa busca alianzas. Ambos anuncios son consecuencia indudable de la reforma de telecomunicaciones y su legislación secundaria.

Por primera vez en la historia de México se toman decisiones que obligan a cambiar a dos sectores poderosos: telecomunicaciones y radiodifusión.

Bienvenidos los cambios, bienvenida una mayor competencia.

Amx tomó dos decisiones históricas: achicarse para no ser objeto de regulación asimétrica por ser preponderante y apostar a su objetivo más preciado: la televisión de paga, que de obtenerla le dará la posibilidad de ofrecer el cuádruple play: telefonía fija y móvil, internet y tv.

Ambas intenciones están condicionadas a la aprobación o rechazo de Ifetel.

Éste recibirá, analizará y autorizará o rechazará el plan que proponga Amx para desincorporar parte de sus activos. El grupo tendrá que sujetarse a lo que dice la ley.

Y tendrá que observar, registrar y resolver si la operadora cumple durante 18 meses consecutivos con la regulación asimétrica.

De hacerlo, Amx obtendrá la autorización para participar en el negocio de la televisión de paga.

Amx, de manera automática, podrá encender el switch de su televisora y tener presencia en los 16 millones de hogares a los que les da servicio de telefonía fija, en virtud de la fibra óptica que ha extendido.

Por eso es que la apuesta de América Móvil es por el futuro: el cuádruple play, del cual solo le falta una pieza, la tv de paga.

El camino no se ve sencillo. El gobierno mexicano, en voz del consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, calcula que pasará por lo menos un año para que el Ifetel autorice o no la desincorporación que pretende la empresa que encabeza Carlos Slim.

Por lo pronto, Amx tendrá que cumplir con las reglas asimétricas y los usuarios se beneficiarán.

Saldos

- En los dos años de este gobierno, la Cofepris, encabezada por Mikel Arriola, ha decomisado 178 toneladas de medicamentos ilegales con un valor de alrededor de 200 millones de pesos. En breve se harán nuevos y grandes decomisos, asegura el funcionario.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares