Fortuna y poder

Internet, ¿gestor de tráfico?

La saturación de la red de internet es una preocupación mundial.

El caso más emblemático es el ocurrido con la empresa Netflix, que saturó y tumbó la red con la difusión de la serie House of Cards.

Netflix y YouTube son un par de las más conocidas entre las empresas usuarias de la red cuyos contenidos pueden saturar la red.

Obviamente, ese tipo de compañías abogan por la neutralidad de la red, entendida como el libre flujo a través de internet: tv sobre demanda.

Son series de televisión sobre demanda muy exitosas que han logrado captar la atención masiva. Y su éxito es, al mismo tiempo, una prueba de fuego para la capacidad de banda ancha de la red.

El tema ha confrontado a operadores de la red, que invierten miles de millones de dólares, con las empresas que a través de ésta ofrecen aplicaciones o servicios, mediante contratos directos con los usuarios.

En el centro del debate está el concepto de la neutralidad de la red y la premisa de que todos los usuarios puedan transitar por la red, sin discriminación.

Es muy complicado el tema, incluso en Estados Unidos ya llevó a la confrontación en tribunales a la empresa Comcast y al órgano regulador de competencia, la FCC.

Aquí en México, en la revisión de la reglamentación secundaria de la reforma de las telecomunicaciones, el escándalo que generó el tema de la supuesta censura a la red captó toda la atención del público.

Sin embargo, el tema del tráfico en la red es de la mayor trascendencia, porque la saturación que está registrando internet es un problema mundial y no solo local.

El gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes —en particular del subsecretario de Comunicaciones, Ignacio Peralta—, considera que para reducir la saturación tendrá que crearse la figura del gestor de tráfico.

Las empresas podrán tener su propio gestor de tráfico para evitar la saturación de la red.

El objetivo será evitar la discriminación de los grandes usuarios de la red o que se utilice el tema para desplazar la competencia. Se aplicaría sobre un estricto criterio económico.

Más temprano que tarde, el tema volverá a la mesa de la discusión.

Saldos

- A pesar del efecto negativo del must offer, Televisa creció 4.6 por ciento en ingresos en el segmento de contenidos.

http://twitter.com/marco_mares