Fortuna y poder

Interjet, alianzas potenciales

Miguel Alemán Magnani, presidente de Interjet, estudia una alianza con la aerolínea insignia española, Iberia, pero también con otras dos empresas de aviación.

Aunque la relación con sus contrapartes —de la principal aerolínea española— inició desde hace un año, lo cierto es que fue en la última edición de la Fitur —celebrada el mes pasado— en la que el capitán de Interjet entabló contacto directo con los dirigentes de las empresas de aviación española.

Fue en esa ocasión que ambas partes, Interjet e Iberia, designaron representantes de sus equipos para profundizar en el análisis de las opciones respectivas, de acuerdo con lo que me aseguran fuentes cercanas a las conversaciones.

Alemán Magnani, discreto y hasta reservado, prefiere no revelar detalles estratégicos.

Habla en términos generales, pero lo deja claro: nosotros estamos abiertos a distribuir (pasajeros en México) en código compartido; “estamos con los ojos abiertos a lo que sea”, dice.

Platiqué con él en la sede de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y amable, pero cuidadoso en extremo también, me dijo que había tenido reuniones con los representantes de otras dos aerolíneas.

—Vine a revisar —comenta el empresario— todo el tema de aviación, incluida la operación del aeropuerto de Barajas, porque aunque nosotros no tenemos aeropuerto, hay que conocer de todo, hay que aprender de todo y captar ideas que puedan servir para llevar más turismo a México.

—Pero, ¿te interesa penetrar en el mercado de la aviación de España? —le pregunté.

Me respondió: “Implicaría la compra de equipos nuevos, y tener dos tipos de equipos nos sacaría del modelo de alta eficiencia. Teniendo dos tipos de equipos los costos se elevan”, advirtió.

Las tres compañías con las que conversamos, todas tienen diferentes ideas. Unos llegan hasta allá y quieren distribución y otros quieren otras opciones.

España —advierte el empresario— es un país interesante, porque es un destino al que llega turismo de Rusia y distintos países asiáticos que podrían ser atraídos hacia México.

Es decir, podría captarse turismo ruso y asiático, desde España y no necesariamente desde esos países directamente. Alemán desborda optimismo.

Saldos

- Vale la pena echar un ojo al comentario del CEESP sobre resultados del WEF. Resulta que la estabilidad macroeconómica de México ¡no es tan sólida!

http://twitter.com/marco_mares