Fortuna y poder

Infonavit, dos tiros certeros

El gobierno lanza dos tiros de precisión para beneficiar a una parte de los trabajadores con menores ingresos, aspirantes a comprar un departamento o casa.

Los hicieron públicos las secretarías de Hacienda y de Desarrollo Urbano y el Infonavit, de Luis Videgaray, Jorge Carlos Ramírez y Alejandro Murat.

Por una parte, aumenta en 76 por ciento el monto máximo del crédito que ofrece el Infonavit para comprar casa, al pasar de 483 mil a 850 mil pesos.

Y por la otra, los créditos del Infonavit se concederán en pesos (y no en Udi), a tasa fija y a un plazo hasta de 30 años, a todos los derechohabientes.

El Infonavit ofrecerá el costo anual total (CAT) más bajo del mercado.

Los cálculos oficiales indican que resultarán beneficiados alrededor de 2 millones de trabajadores en esta primera etapa.

Podrán contar con un monto mayor de dinero vía crédito del Infonavit para acceder a una casa cuyo precio de mercado es más alto y que antes, por la limitación del crédito del organismo, no podían adquirir.

La intención de la política gubernamental es cubrir el hueco que hay entre aquellos créditos que venía ofreciendo el Infonavit con monto máximo de 483 mil pesos y los 900 mil pesos que prestan los bancos en su rango más bajo.

Y procurar que los trabajadores puedan acceder a departamentos o casas más cerca de sus centros laborales.

La decisión de generalizar el otorgamiento de créditos Infonavit en pesos generará certidumbre para las familias derechohabientes.

Por eso creo que, efectivamente, los dos productos que lanzó el gobierno para facilitar el acceso a vivienda son positivos.

Hay que recordar que las Udi nacieron como una unidad de valor, al calor de la crisis bancaria de 1994.

La estabilidad macro permite que tal indexación se elimine y los créditos Infonavit se concedan de manera generalizada en pesos.

Es un plan piloto que podrá revisarse en función de los beneficios que genere. Por lo pronto, los dos tiros son certeros.

Saldos

- La desincorporación de América Móvil no será en fast track, advierte María Elena Estavillo, comisionada del Ifetel. El gobierno ha dicho que en un año; Carlos Slim habla de seis meses. La ley fija tiempos que rondan el año.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares