Fortuna y poder

Industria de la construcción, desplazada

Resulta que en el proceso de transformación que está viviendo México, la industria nacional de la construcción ha sido desplazada por empresas constructoras extranjeras.

A la fecha, entre 30 y 40 por ciento de las obras públicas las concentran las empresas internacionales.

La advertencia la hace el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo.

No es un simple grito en la oscuridad. El grave diagnóstico ya fue planteado ante el gobierno federal.

Se requiere de una enorme voluntad política para tomar las decisiones necesarias y desde las bases de licitación se procure una mayor diversificación de adjudicación de las obras públicas.

Asimismo, de una mayor derrama de los contratos de las grandes obras de infraestructura pública entre las empresas nacionales, y en particular las micro, pequeñas y medianas empresas, que son la mayoría.

No se trata de cerrar las puertas a las inversiones extranjeras, pero sí de evitar que desplacen tan fácilmente a las constructoras nacionales.

A través de las bases de licitación se puede exigir alianzas y asociaciones con empresas nacionales que permitan que la tecnología y el conocimiento se transfieran a las empresas nacionales y éstas puedan crecer.

El dirigente gremial destaca que a partir de junio de 2014 la industria de la construcción dejó atrás su etapa recesiva.

Ahora acumula 12 meses consecutivos de crecimiento, a pesar del recorte presupuestal del gobierno.

Al cierre del cuatrimestre presentaba un crecimiento de 4.5 por ciento; en mayo cerró en alrededor de 3.9, lo que indica que 2015 podría cerrar con una tasa de crecimiento de 3, con una expansión notable respecto del cierre de 2014, de 1.9 por ciento.

El problema es la excesiva concentración de obra pública en las constructoras extranjeras.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es un ejemplo de que sí se puede diversificar la obra pública y derramar contratos entre empresas foráneas y nacionales, a fin de beneficiar a medianas, pequeñas y micro.

La CMIC participará en el diseño de las bases de licitación. Ojalá que el grito de los constructores se escuche. Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares