Fortuna y poder

Ifetel, ¿asimetría equitativa?

Las resoluciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) son un parteaguas, porque durante muchos años no se tomaron decisiones similares en pos de una mayor competencia.

Pero habrá que observar si las resoluciones del órgano regulador resultan equitativamente asimétricas entre operadores en los mercados de radiodifusión y telecomunicaciones. Solo se podrá comprobar con el tiempo.

La duda que hoy tienen los expertos es si las resoluciones del Ifetel fueron o no suficientemente audaces tanto para la radiodifusión como para las telecomunicaciones.

En radiodifusión se imponen medidas que, incluso antes de que se declarara preponderante a Televisa, comenzaron a afectarle en sus ingresos, al verse disminuidos en alrededor de mil 400 millones de pesos, derivados de la entrada en vigor del must carry y el must offer.

Televisa y Tv Azteca enfrentarán en un plazo no mayor a dos años a dos nuevas cadenas de televisión, con las que tendrán que compartir su infraestructura y contenidos.

Además de una cadena pública y las comunitarias y medios públicos que ya pueden cobrar publicidad.

En telecomunicaciones, la empresa declarada preponderante: América Móvil tendrá un plazo mucho mayor para resentir la competencia.

A pesar de que deberá compartir su infraestructura y desagregar el bucle, lo cierto es que el Ifetel no desarrolló a detalle uno de los tres pilares en los que sus competidores veían una gran oportunidad para emparejar el terreno.

Se atendieron la compartición de infraestructura y las tarifas de interconexión. Pero no el de las llamadas on net y off net, una barrera de entrada muy ventajosa para el preponderante.

Ahora, para entrar al negocio de la televisión, valuado en alrededor de 12 mil millones de dólares, los competidores no tendrán que invertir entre 3 y 4 mil millones de dólares y esperar en promedio tres o cuatro años. Les bastarán 600 millones de dólares para encender el switch, en ¡seis meses!

En cambio, en el negocio de las telecomunicaciones, con un valor de 34 mil millones de dólares, la verdadera competencia tardará mínimo un lustro más. ¡A ver!

Saldos

- Luego del rescate de la carretera que tenía en concesión OSA, subsidiaria de Oceanografía, el gobierno poblano, de Rafael Moreno Valle, buscará pagar lo justo y no los 300 millones de pesos que reclama la compañía por un avance de solo 20 por ciento de la carretera ¡desde 2011!

http://twitter.com/marco_mares