Fortuna y poder

Ficrea, ¿resolución no ortodoxa?

Ficrea es un caso emblemático y lo seguirá siendo porque miles de ahorradores fueron defraudados bajo el típico esquema piramidal o Ponzi pero a través de una sociedad financiera popular (Sofipo) autorizada que burló también a las autoridades regulatorias.

También es un caso emblemático porque, aunque sea de manera transitoria, Ficrea puede ser objeto de una resolución no ortodoxa, para pagar a los ahorradores que están protegidos por el fideicomiso y que garantiza la cobertura de 25 mil unidades de inversión o 130 mil pesos.

El trabajo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que preside Jaime González Aguadé, ya terminó.

La CNBV intervino antes de que estallara la bomba de tiempo en que se convirtió Ficrea, aunque los ahorradores la han criticado y hasta responsabilizado en parte del problema.

La CNBV logró recolocar en Ficrea 3 mil 200 millones de pesos, desviados a Leadman, pero el boquete sigue siendo por 2 mil 700 millones de pesos.

Rafael Olvera Amezcua es el único responsable del fraude por 2 mil 700 millones de pesos contra los ahorradores, ha repetido hasta el cansancio el regulador, que intervino y denunció los malos manejos del administrador que fraguó todo para crear un imperio de más de un centenar de empresas con los recursos de los ahorradores.

Ahora les toca a la Secretaría de Hacienda, de Luis Videgaray, y a Nafin, de Jacques Rogozinski, recuperar el máximo posible de los activos para pagar lo más que se pueda a los ahorristas defraudados.

Mientras tanto, Nafin estaría por extender un crédito puente para cubrir a los depositantes que tienen garantizado el pago de 130 mil pesos. Se trata de pagar a 95 por ciento de las cuentas que están respaldadas con el seguro de depósito.

Hay que destacar que alrededor de 200 personas tenían depósitos por ¡mil 777 millones de pesos!

Desde ahí se perdió la naturaleza de este tipo de intermediario financiero, que no está diseñado para la atracción de ahorristas con tal capacidad económica.

Por eso es que el seguro cubre tan pequeño monto, muy distante al garantizado en los bancos, por ejemplo.

Al final, en coordinación con Nafin, será el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes el que tenga la última palabra para determinar la quiebra de Ficrea. Ocurrirá cuando los recursos alcancen para liquidar a los acreedores. ¡Así las cosas!

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares