Fortuna y poder

Ficrea, desesperación y cinismo

En la vorágine de la desesperación real, aparejado se observa el cinismo superlativo en torno al fraude cometido contra los ahorradores de Ficrea.

¡Agarren al ladrón!, ¡que el gobierno nos pague la totalidad de nuestros ahorros!, grita desesperado un grupo de inversionistas, algunos de ellos con depósitos millonarios y con al menos un oscuro perfil fiscal o, para decirlo de otra manera, probables evasores.

Se entremezclan entre los ahorradores que registran largas carreras como profesionistas, deportistas, comerciantes o jubilados, que cayeron en el sorprendente acto de ilusionismo financiero que maquinó Rafael Olvera Amezcua y con el que defraudó a propios y extraños con una cantidad que ronda ¡3 mil millones de pesos!

Se ha observado entre los respetables académicos, profesionistas y gente que de manera honrada se gana la vida a un pequeño grupo de activos y furiosos inversionistas que claman con vehemencia por el rescate de todos los ahorradores, pretendiendo algunos de ellos mostrar que no tuvieron una cercanísima relación con el administrador fraudulento.

Un ejemplo es Kviat Nudel, criador de gallos, quien participa en la comisión de ahorradores y pretende que el gobierno los rescate y les pague lo defraudado por Olvera Amezcua, cuando meses antes aparecía en los actos de inauguración de las sucursales de Ficrea.

Kviat aparece en una lista de ahorradores con depósitos por 22 millones 655 mil 37 pesos, Othón Intzini Balcázar Bravo con una cantidad de 11 millones 835 mil pesos y José Salvador Franco con 11 millones 150 mil 980, entre otros.

Son inversionistas que reclaman que el gobierno les pague sus inversiones, cuando presumiblemente —extraoficialmente se informa— algunos de ellos no han cumplido con sus obligaciones fiscales.

Tenían sus recursos en una sociedad financiera popular (Sofipo) que, como su nombre lo dice, está enfocada a personas de bajos recursos.

El depósito promedio por ahorrador en las Sofipo es de 7 mil 500 pesos; en Ficrea era de un millón de pesos ¡por persona!

En la lista hay 145 empresas con mil millones de pesos y 200 clientes con mil 770 millones de pesos.

Por eso en Ficrea se reúne la desesperación real de miles de ahorradores de buena fe con el cinismo superlativo del defraudador y del grupillo de poderosos y opacos inversionistas.

¡Al tiempo!

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares