Fortuna y poder

Competencia, el nombre del juego

La legislación secundaria de la reforma en telecomunicaciones está siendo muy controvertida e, incluso, se están registrando amparos para impedir su aplicación.

Telmex-Telcel y Televisa han sido declarados agentes preponderantes y están sujetos a reglas asimétricas.

Ambos han publicado su inconformidad respecto de las nuevas reglas del juego. Las empresas de Carso anunciaron ayer su decisión de ampararse. No sería extraño que Televisa también recurra al amparo.

Las dos poderosas compañías están en pleno derecho de defenderse legalmente.

Afortunadamente, hoy los amparos ya no pueden suspender los actos.

La judicialización fue por muchos años la telaraña en la que se frustraron muchas decisiones a favor de una mayor competencia.

La reforma en telecomunicaciones y la reglamentación secundaria indudablemente afectan los intereses de los dos consorcios más poderosos del país: Telmex-Telcel y Televisa. De Carlos Slim y Emilio Azcárraga J., respectivamente.

Aunque hay quienes pretenden asegurar que beneficia a uno y perjudica al otro, lo cierto es que las reglas emparejan la cancha del juego para procurar una mayor competencia en beneficio de los consumidores.

La mayoría de las empresas del sector están a favor: Canieti, Axtel, Telefónica, Nextel, Avantel, Bestel, Tv Azteca.

De acuerdo con el think tank Competitive Intelligence Unit, que encabeza Ernesto Piedras, cada año que pasa sin poner en operación reglas pro competencia, la economía mexicana pierde entre 1.8 y 2 por ciento de su producto interno bruto.

Representantes del PRD pretenden derribar las leyes secundarias con el objetivo de perjudicar a Televisa y beneficiar a Telmex-Telcel.

El 25 de abril se votará en el Senado la legislación secundaria y posteriormente habrá periodo extraordinario en la Cámara de Diputados, en ese lapso habrá intensas presiones para derribar la primera generación de reformas y leyes que anteponen al consumidor por sobre los intereses de las empresas privadas.

Será un riesgo y un peligro que no se aprueben o se modifique el espíritu de la competencia.

Saldos

- Asegura Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, que la ronda cero de la reforma energética no requiere que esté aprobada la legislación secundaria, pero para hacer la ronda uno de licitaciones sí se necesita.

http://twitter.com/marco_mares