Fortuna y poder

Competencia en beneficio de consumidores: Cofece

A la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) le toca proteger a los consumidores, independientemente del tamaño de los mercados o de las empresas.

Al final lo importante es garantizar que el consumidor compre al menor precio posible y en las mejores condiciones del mercado, en virtud de la competencia.

Alejandra Palacios, presidente de la Cofece, reconoce que el papel del órgano supervisor de la competencia en México todavía no está claro para la mayoría de los mexicanos.

A pesar de que su tarea de supervisión y vigilancia de la competencia en los mercados es benéfica para los consumidores, la Cofece es prácticamente un ente desconocido para la mayoría.

El órgano regulador es conocido, temido e incluso criticado por los poderosos intereses económicos, que lo ven como un vigilante incómodo, porque niega concentraciones, sanciona prácticas anticompetitivas y cada vez con mayor vigor y fuerza realiza investigaciones que redundan en fuertes penalizaciones.

Sin embargo, prácticamente todas las encuestas arrojan que entre la población en general hay un enorme desconocimiento sobre qué es y qué hace la Cofece.

Es importante, porque son los propios consumidores o incluso los ejecutivos de las empresas —que en algún momento se coluden para obtener mayores ganancias en detrimento de los consumidores—, quienes pueden denunciar las prácticas anticompetitivas o de colusión.

El caso de colusión que en días pasados difundió la Cofece, en el que un grupo de empresas de transporte se coludió y perjudicó a varios municipios de Chiapas, el más pobre del país, es un caso emblemático que ejemplifica el valor de las acciones del órgano regulador a favor de la economía de los más desprotegidos, de los más desvalidos.

De ahí que Palacios tenga claro que la defensa de los consumidores, independientemente del tamaño de las empresas y de los mercados, es de singular relevancia.

Independientemente del tamaño de las empresas o de los mercados, el beneficiario final es el consumidor.

Pero de entre todos los casos que revisa, la Cofece tiene también claro que hay algunos que van a marcar nuevos derroteros.

Ahí están en materia de concentraciones los casos de Aeroméxico y Delta, Soriana y Comercial Mexicana, Halliburton y Baker Hughes, y GE y Alsthom.

Y entre las investigaciones están la de las Afore y el aeropuerto capitalino. Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares