Fortuna y poder

CFE, pasivo laboral

El futuro de la Comisión Federal de Electricidad depende de la renegociación del contrato colectivo de trabajo y de la revisión de su pasivo laboral que asciende a 630 mil 371 millones de pesos, equivalente a 48 por ciento del total de los activos de la empresa.

El pasivo laboral representa un fardo, con peso creciente para las finanzas de la CFE.

De 2014 a 2015 creció 11 por ciento al pasar de 569 mil 361 millones de pesos a 630 mil 371 millones de pesos.

De mantener esa tendencia de crecimiento, en 2020 representará entre 65 y 70 por ciento de sus activos.

El pasivo laboral asfixia las finanzas de la empresa y significa una enorme desventaja, frente a empresas privadas que están comenzando a competir en el naciente mercado eléctrico nacional.

El director de la CFE, Enrique Ochoa, tiene un plazo límite para llegar a una negociación con el Sindicato de Trabajadores, que encabeza Víctor Fuentes del Villar: el 1 de mayo del año en curso.

El costo de las obligaciones laborales de la CFE asciende, anualmente, a 83 mil 472 millones de pesos.

De éstos, 51 mil 380 millones de pesos corresponden al pago de nómina (servicios personales) y 32 mil 92 millones de pesos al pago de pensiones.

La CFE tiene 45 mil 99 jubilados y 99 mil 338 trabajadores activos. Por los primeros el pasivo laboral es de 338 mil 251 millones de pesos, y por los segundos, el pasivo laboral es de 292 mil 120 millones de pesos.

Ochoa busca adecuar el CCT al marco legal de la reforma energética; reducir las erogaciones de gasto corriente y mitigar el impacto del pasivo laboral en las finanzas de CFE.

Del tamaño del acuerdo que logren las partes, dependerá el destino de CFE y muy seguramente la modificación del reciente cambio de perspectiva de estable a negativa que le aplicó la agencia calificadora Moody´s.

SALDOS

•Le puedo adelantar que IEnova, presidida por Carlos Ruiz Sacristán, topará con pared en su inconformidad con el fallo de la 10 licitación del gasoducto La Laguna-Aguascalientes, que le fue adjudicado a la empresa Fermaca Pipeline La Laguna que ofreció 372.5 millones de dólares. En CFE están seguros de que IEnova presentó dos propuestas económicas, para efectos prácticos y ello motivó su descalificación. Por cierto que ayer Moody´s cambió de estable a negativa la perspectiva de IEnova, aunque ratificó sus calificaciones a escala global y nacional. ¿La razón del cambio de perspectiva?, la gran exposición de IEnova a Pemex, CFE y Cenegas. La calidad crediticia de la empresa está expuesta a los riesgos sistémicos de esas entidades.

Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo de Grupo Televisa, ratificó que no realizó operación alguna a través de la empresa Ucetel y que cumple con todas sus obligaciones fiscales en México. Se deslinda de operaciones en el paraíso fiscal de Bahamas, que cosigna el expediente Panama Papers. De Angoitia, a través de un comunicado, aseguró que ya solicitó la información respectiva, a las instituciones financieras correspondientes, para respaldar su dicho.