Fortuna y poder

"El Bronco", ¿apoyo soterrado?

Es una historia que se escucha en los corrillos empresariales de alto nivel.

Detrás del candidato independiente que ganó la gubernatura de Nuevo León, Jaime Rodríguez, mejor conocido como El Bronco, está una fuerza económica, muy poderosa.

Más allá del hartazgo de la sociedad civil respecto de los políticos partidistas, el triunfo de El Bronco habría sido impulsado por un pequeño pero poderoso grupo de empresarios locales.

El denominado Grupo de los 10 —integrado por los más poderosos hombres de negocios de la entidad— habría respaldado al candidato independiente.

Por lo menos una parte; ni siquiera la mayoría.

Cuatro de los 10 lo habrían apoyado y los seis restantes habrían estado en contra.

A favor del candidato independiente habrían estado: José Antonio Fernández Carbajal, El Diablo, presidente del consejo de Femsa; junto con Juan Garza Herrera, de Xignus; Enrique Zambrano, de Proeza, y Eduardo Garza T., de Frisa. Ellos lo habrían impulsado.

En contra habrían estado: Sergio Gutiérrez, de DeAcero; Armando Garza Sada, de Alfa; Ricardo Martín Bringas, de Soriana, y Juan Gutiérrez Moreno, de Gruma.

Julián Eguren, de Ternium, y Tomás González Sada, de Cydsa, no se conoce su posicionamiento.

En consecuencia, habría una división clara en el otrora sólido y unido Grupo de los 10.

Cuando lo encabezó don Lorenzo Zambrano se mantuvo la unidad.

Hoy —de ser ciertas las versiones— estaría viviendo una división clara.

Sería muy grave que un empresario como José Antonio Fernández —quien, aseguran, encabeza el grupo de apoyo— estuviera respaldando a El Bronco, no solo porque pone en riesgo la empresa pública que capitanea, sino por las implicaciones políticas que supone y la división que está generando al interior del Grupo de los 10.

Dicen quienes están cerca del tema que a Fernández le habría impactado muy fuerte el impuesto a las bebidas azucaradas y que el cobro del IVA en las tiendas de conveniencia es otra piedrita en su zapato, porque Oxxo es subsidiaria de Femsa.

Ojalá que el gobernador electo fuera realmente un candidato independiente. Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares