Fortuna y poder

Biotecnología, la decisión: Cofepris

México todavía no tiene una posición, pero más temprano que tarde tendrá que definirla de cara a la negociación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), en la que uno de los temas delicados tiene que ver con la disyuntiva entre las patentes en medicamentos y el data protection.

La diferencia está en los periodos de vigencia de los derechos que tienen los laboratorios farmacéuticos respecto del derecho de propiedad sobre las investigaciones y su tiempo de duración.

Estados Unidos y Japón proponen que el plazo de las patentes se extienda entre ocho y 12 años más para la medicina del futuro: los medicamentos biotecnológicos. Son moléculas vivas con gran capacidad curativa.

Ambos países quieren la protección de datos, para evitar los medicamentos biosimilares. El costo de investigación de un medicamento biotecnológico se estima en mil millones de dólares.

México no ha tomado aún una posición oficial, pero por supuesto que el gobierno mexicano está a favor de la innovación.

El país fue reconocido en 2013 entre las naciones de América Latina con mayor protección a los derechos de propiedad intelectual, en el Índice Global de Propiedad Intelectual de la Cámara de Comercio de EU.

México, gracias a la Cofepris, que encabeza Mikel Arriola, ha realizado enormes avances: el abaratamiento de las medicinas para los consumidores finales y las instituciones, con el impulso de los medicamentos genéricos.

El consumo de genéricos pasó de 50 a 85; gracias a esa política —sin aplicar un control de precios en medicamentos— el gobierno mexicano redujo los precios de las medicinas en 61 por ciento, como ningún otro país en el mundo.

México ha derribado obstáculos para la fabricación y la investigación, tanto como para la equivalencia, y reconoce los certificados de buenas prácticas de fabricación de la FDA de EU y sus homólogas de Japón, Europa, Brasil y Australia.

México tiene una perspectiva clara y seguramente buscará garantizar el acceso de la medicina biotecnológica para los mexicanos, pero sin caer en los extremos.

Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares