Fortuna y poder

Bancos, a prestar, no a especular: Peña

Viene un fuerte apretón para la banca privada.

El gobierno evaluará con lupa su desempeño. Detectará a los bancos que sí prestan y a los que se dedican simplemente a especular.

El objetivo es lograr que la banca cumpla con su función primordial: prestar.

Que lo que capte se destine al financiamiento de empresas, familias e individuos.

Que no sea solo para beneficiar a sus accionistas.

No hay cifras al respecto, pero seguramente es un problema que ha detectado la autoridad y quiere eliminarlo o por lo menos minimizarlo.

Lo advirtió el presidente Enrique Peña Nieto ante los propios banqueros: en los próximos meses la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emitirá los lineamientos para la evaluación del desempeño de los bancos.

Además, la Comisión Federal de Competencia Económica presentará su investigación sobre las condiciones de competencia en el sector.

Sobre advertencia no hay engaño: el gobierno buscará que los bancos presten y compitan más.

En la 77 Convención Bancaria, en Acapulco, nadie rompió el protocolo y los discursos se desarrollaron en términos más que diplomáticos, los mensajes del gobierno quedaron perfectamente claros.

Se requiere una banca que preste más, que compita más y que al mismo tiempo mantenga la solidez extraordinaria que ha alcanzado.

Adicionalmente, sobre todo luego del presunto fraude que cometió Oceanografía contra Banamex, que los controles administrativos se refuercen para que casos como ese no se repitan.

Los discursos del presidente Enrique Peña Nieto y del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, fueron no solo cuidadosos, incluyeron la distinción del dirigente de la Asociación de Bancos de México, Javier Arrigunaga, también presidente de Banamex.

Arrigunaga, hay que decirlo, supo cómo sortear la crisis mediática provocada por Oceanografía y salió prácticamente indemne de lo que muchos anticiparon sería el principio del fin de su carrera.

Arrigunaga tiene enorme capital profesional como banquero, pero también tiene notable perfil de negociador y aglutinador.

Parece que el gobierno tiene claros sus objetivos y los banqueros no tienen mucho margen para no hacer equipo con la banca de desarrollo, pero tampoco para prestar y competir más, como para especular menos.

Saldos

Aseguran en la Cofece que la fusión de Comex con Sherwin-Williams se cayó por inconveniencias de los grupos y no por la presunta burocracia del organismo antimonopolios.

http://twitter.com/marco_mares