Fortuna y poder

Apertura petrolera, escaso apetito

Arrancó con escaso apetito la apertura de la industria petrolera mexicana.

El contexto de bajos precios en el mercado internacional del petróleo y débil crecimiento mundial fue la causa del escaso interés que mostraron los postores, de acuerdo con las primeras reacciones oficiales.

De los 16 mil millones de dólares de inversiones internacionales y nacionales esperados para esta primera licitación, solo se registrarán 2 mil 600 millones de dólares.

En la primera de cinco rondas de licitaciones, que incluye la Ronda Uno, solo se asignaron dos de los 14 bloques ofertados, lo que representa apenas 14 por ciento del total, muy lejos del piso de las expectativas oficiales de colocar 30 por ciento y mucho más lejos del techo de 50 por ciento.

La mexicana Sierra Oil & Gas ganó los bloques dos y siete de la primera licitación.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, reconoció que los resultados obtenidos en la primera licitación quedaron por debajo de las expectativas del gobierno.

El presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, dijo que la reducción en el precio internacional del petróleo limitó a las empresas en sus propuestas.

La subsecretaria de Hidrocarburos, Lourdes Melgar, advirtió que el bajo crecimiento mundial hizo que las empresas decidieran esperar a la oferta de campos con menores riesgos.

El subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher, subrayó que fueron rechazadas cuatro ofertas que se hicieron por debajo del precio mínimo de referencia, porque el gobierno mexicano no está dispuesto a malbaratar su petróleo.

Tanto el presidente de la CNH como el subsecretario de Hacienda destacaron que el modelo de contrato de utilidad compartida mostró su viabilidad.

La Secretaría de Energía y la CNH anticiparon que no habrá modificación al calendario de licitaciones que se tiene previsto, a pesar de los resultados obtenidos en la primera licitación.

La caída del precio internacional del petróleo y el bajo crecimiento no son novedades.

Solo faltaría que sobre los factores exógenos esté pesando más, en el ánimo de los inversionistas, la debilidad del estado de derecho en México.

Pero eso solo lo sabremos al concluir la ronda, en la que la quinta licitación todavía está en evaluación precisamente por el bajo nivel del precio del petróleo, que pudiera caer aún más por el acuerdo entre las principales potencias del mundo e Irán.

Al tiempo.

marcomaresg@gmail.com

http://twitter.com/marco_mares