Cuestión Política

Aún no termina la pesadilla

A pesar de la captura del ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca y de su esposa María de los Angeles Pineda, no existen pistas para dar con los 43 normalistas rurales de Ayotzinapa, con lo que el caso –no obstante el esfuerzo del gobierno federal – no ha sido resuelto.

Si bien es cierto que el conflicto fue iniciado por el otrora edil al reprimir a los educandos igualtecos, el también ex mandatario estatal del PRD, Angel Aguirre Rivero, fue el causante de la crisis que no solo enfrenta Guerrero sino la nación en su conjunto.

A partir de entonces, "el engrudo se le hizo bolas" al régimen, que no ha podido dar con el paradero de las víctimas, cuyos familiares han sido apoyados por todos los sectores para elevar su más enérgica protesta.

Al montar un operativo "cuerpo a cuerpo" las 24 horas del día para capturar a la llamada "pareja imperial" de Iguala, el gobierno se apuntó un logro de trascendencia, ya que ambos personajes se convirtieron de la noche a la mañana en protagonistas del mal.

La indignación de la ciudadanía ha crecido por el accionar criminal de los ex gobernantes, quienes se comportaron en su administración como transgresores de la ley.

Si bien es cierto que el gobierno federal no ha clarificado los nexos que tienen los Abarca con el crimen organizado, – se dice que los hermanos Pineda son creadores e integrantes del grupo Guerreros Unidos – la realidad apunta hacia aquellos, que como muchos gobernantes, utilizaron el poder para enriquecerse y allegarse de golpeadores y matones a sueldo.

Por todo ello y debido a los acontecimientos de violencia generada también en el Distrito Federal y en varias entidades del país, es urgente que la administración del presidente Enrique Peña Nieto dé con el paradero de los 43 normalistas.

De lo contrario, los grupos delincuenciales que hoy se embozan como lo que son, cobardes y viles ex convictos de alta peligrosidad, seguirán haciendo de las suyas, ya que nadie ha sido capaz de "ponerles el alto", cuando hasta las cámaras de seguridad callejeras los han dejado al descubierto y a los ojos de millones de mexicanos que solo ven que la ley solo se aplica de manera discrecional y en contra de los enemigos del sistema.


Mauricio Farah, a la CNDH

El secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara, se vislumbra como el candidato con más posibilidades para ocupar la titularidad de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Merced a su experiencia como funcionario público, además de la trayectoria de abogado postulante, Farah destaca en el plano jurídico por ser catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM, así como ponente en foros en defensa de la ciudadanía y los referentes a la transparencia de las entidades públicas.

El citado jurista pertenece a diversas agrupaciones de profesionales del derecho, las que constatan la larga experiencia del connotado abogado, que ha sido propuesto por la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados y que, incluso, cuenta con la simpatía de las otras representaciones legislativas.