Cuestión Política

No participará más de 45% en elecciones

Las campañas políticas que se desarrollan en busca de triunfos electorales en doce entidades de la república, se han caracterizado por la descalificación y por la mínima calidad de quienes aspiran a erigirse como representantes populares, en un universo en el que cada vez existen más indicios de que la denigración en la política mexicana, lastimosamente, es el común denominador.

Aunado a ello, el dirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones sigue "bañándose en salud", ya que ha sido el primero en descalificar a sus correligionarios, como aconteció en Tamaulipas hace ya diez días, donde tuvo el valor de bajar de la contienda a tres abanderados de su partido a sendas alcaldías de aquella entidad.

El denigrar a los neopolíticos fortalece aún más a los llamados dinosaurios de la política, personajes priistas que buscan ganar adeptos y de ahí enfilarse como uno de los candidatos a la Presidencia de México en la elección del 2018, donde hasta el más despintado tratará de dar color.

Por ello, las campañas políticas en las doce entidades del país no han prendido a la ciudadanía, quién definirá hasta el domingo 5 de junio, su favorito y depositarle el voto que le asegure el triunfo en las urnas.

Empero, haga usted amable lector, un ejercicio con su gente más cercana. Pregúntele por algún candidato en especial que esté nominado a un puesto de elección popular. Puedo asegurarle que pocos conocen el nombre de los más de 50 abanderados que aspiran a las doce gubernaturas estatales.

El tiempo se acaba. Y de acuerdo a la escasa participación de los sectores sociales en dichas campañas que se desarrollan en el 40 por ciento de la República Mexicana, el voto electoral no llegará a más del 45 por ciento. De eso seremos testigos.

MICROEMPRESARIOS DE QUINTANA ROO EN LA EXTINCIÓN

La grave crisis económica que enfrentamos los mexicanos comienza ya a hacer estragos entre los microempresarios de todo el país, pero con mayor incidencia en Cancún, Quintana Roo, donde los prestadores de servicios a la hotelería, sufren las represalias de los dueños o encargados de las costosas firmas internacionales.

Carlos Celada, empresario con reconocimiento en esa entidad, ha revelado que ya no pueden mantener los microempresarios el arbitrario proceder de los hoteleros, quienes a pesar de llevarse las carretadas de millones de pesos, se comportan de forma miserable con quienes de una forma u otra, les venden servicios de toda índole para la mejor marcha de los hoteles.

Precisó que muchos prestadores de servicios que lavan desde blancos hasta salas de los inmuebles de referencia; sin olvidar la compra de insumos para la manufactura de alimentos y bebidas, le son liquidados hasta en 180 días, luego de que como se sabe, los hoteles cobran por hospedaje el 100 por ciento del costo cuando el turista abandona el inmueble, tiempo que casi nunca es superior a más de 5 días.

Hizo un llamado al gobierno estatal y federal para que pongan un freno al abuso de los concesionarios y dueños de hoteles, ya que de lo contrario, en unos cuantos años nadie querrá trabajarles de forma gratuita a los dueños del dinero, por su abuso, explotación y violación flagrante a la economía formal de uno de los sectores productivos más importantes del país: la microempresa.