Cuestión Política

Otro impuesto a la clase media

Como se conducen los gobiernos demagogos y falaces y tras el resultado que arrojó la jornada electoral del 7 del presente, la Secretaría de Hacienda anunció que el cobro del IVA en alimentos preparados que venden las llamadas tiendas de conveniencia, de autoservicio y minisupers, "no vulnera el Acuerdo de la Certidumbre Tributaria, ni tampoco es un impuesto de reciente creación".

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) -como es su costumbre- informó, el gravamen que se aplicará a todos los productos expendidos en dichos comercios, no es una nueva disposición, sino de "una regla que emitió la autoridad para clarificar un artículo de la Ley del Impuesto al Valor Agregado que está vigente desde hace más de 15 años"

En la Ley del IVA, se establece que las tiendas de referencia deben cobrarlo y por lo tanto, la aclaración que se hizo hace unos días, es para que éste entre en acción.

El SAT aseguró que por instrucciones del presidente, Enrique Peña Nieto, en febrero de 2014, se pactó no proponer modificaciones al marco tributario y reitera, con el cobro del IVA, no se crea un impuesto nuevo ni se modifican los que ya existen.

La aclaración del Sistema Tributario fue necesaria debido a que algunos establecimientos no lo cobraban y al tener una tasa cero, "los mismos solicitaban la devolución del IVA".

La realidad es, el fenómeno inflacionario que comenzará a desentrañarse en todo el país a partir del miércoles próximo, significará otro golpe a la clase trabajadora de nuestro país, debido a que esos productos subirán cuando menos, ¡cuatro pesos más! por cada lonchibón, sándwich o hot dog que adquieran en las llamadas "tiendas de conveniencia".

Lo que lastima a la clase productiva del país es que a pesar de los anuncios del gobierno federal de que ya no habría más "gasolinazos" –aumento al derivado del petróleo- el propio sistema busca como "encajarle la uña" al consumidor –léase mexicanos clase media baja, ¿o hay de otros?- cuando aplica su plan demagógico en tiempos electorales y para que le crea la ciudadanía más vulnerable.

Y sin duda, hoy, Luis Videgaray, secretario de Hacienda amanecerá preguntándose ¿quiénes compran emparedados y tortas en las tiendas de una de las cerveceras más rentables del país?. Por supuesto, no sabrá responder porque él solo sabe de finanzas públicas y de adquisición de fincas de cientos de metros, a precios que ya quisiéramos comprar.

Gerardo Gaudiano y las redes sociales

En la entrega del suscrito de la semana pasada, para nuestra casa MILENIO, sostuve que las redes sociales serán el gran elector en los sufragios presidenciales de junio de 2018, debido a la gran penetración que han alcanzado en éste último año.

Para ejemplificar aun más esa teoría, hoy sostengo que Gerardo Gaudiano Rovirosa, ganó los comicios del 7 de junio del presente para la presidencia municipal de Centro, Tabasco, por su gran influencia en las redes y la originalidad de la agencia que manejó sus redes, que nutrió con mensajes reflexivos esos medios y que a la postre, resultaron auténticas delicias.

Además de su arduo y eficaz trabajo, Gaudiano fue promovido en esas ya muy influyentes redes sociales, con mensajes y caricaturas de primer nivel que hicieron un efecto trascendente en ese rubro, a grado tal que miles que no conocían su trayectoria política, lo apoyaron para lograr la victoria contundente.