Cuestión Política

El gobierno deberá apretarse el Cinturón

El recorte presupuestal programado por el gobierno federal para el 2016, -oscila hasta el momento en 136 mil millones de pesos- deberá incluir los onerosos gastos que privilegian a los llamados servidores públicos, quienes no desembolsan ni un céntimo en nada de su ya jugosa dieta mensual.

Ante la grave crisis económica que enfrenta el país, el "apretón del cinturón" deberá ser parejo,ya que no puede persistir sólo para el ciudadano común, el aumento de la tasa gravablede todos los impuestos directos e indirectos que proyecta "magistralmente" el gobierno en turno cada seis años, para perjuicio de Usted o el suscrito, amable lector.

Sin exagerar la nota, no existe ningún mexicano que no haya sentido la crisis económica que enfrentamos, porque quienes habitualmente acuden a los mercados, supermercados, tiendas "de la esquina" y hasta las situadas de manera estratégica por las otrora cerveceras mexicanas, saben de qué hablamos.

Los productos básicos como carne, huevo, leche, arroz, tortilla, frijol, jamón y lácteos, quedaron fuera de la dieta de nuestros connacionales, porque quién puede comprar un kilogramo de carne –cuyo precio rebasa los 140 pesos- ni con dos salarios mínimos devengados por un trabajador que labora un promedio de 8 horas diarias.

Los servicios que "proporciona" el gobierno, como agua y electricidad, han subido de costo de forma escandalosa desde el régimen panista de Felipe Calderón y no se diga el actual. De ahí que las quejas en la Procuraduría Federal del Consumidor se cuenten de miles por el abuso del sistema.

Y no se diga las medicinas. La gente que de manera habitual ingiere pastillas por problemas permanentes de salud, saben que el costo se eleva todos los meses desproporcionalmente con el salario, pensión o jubilación que posea el mexicano.

Por lo referido, habrá que recordarle al secretario de Hacienda, Luis Videgaray -encargado oficial de las finanzas públicas- recuerde su dicho de hace un mes en la gira por Europa del presidente Enrique Peña Nieto, para 2016 tendremos que "gastar menos y gastar mejor. Por eso trabajamos ahora en la preparación del presupuesto con una metodología de base cero que implica revisar la estructura programática completa del presupuesto".

El gobierno federal presentará el presupuesto del año próximo a la Cámara de Diputados en septiembre próximo, cuando entre en funciones la LXIII Legislatura y según precisiones de Videgaray, los anunciados recortes dependerán de cómo funcionan las distintas variables relevantes, como el nivel de producción del petróleo, su precio y las tasas de interés en Estados Unidos.

De ahí, ante el escenario económico volátil, la caída del precio del petróleo en el presente año.