Cuestión Política

Programas gubernamentales sin ejercerse

A pesar de las presiones ejercidas por los diputados opositores al régimen con el fin de que el gobierno de Quintana Roo inicie el Programa de Desarrollo Urbano de Benito Juárez, éste sigue extraviado tanto para las autoridades municipales como para el titular de Desarrollo Urbano y Vivienda, Mauricio Rodríguez Marrufo.

Y no obstante que dicho enunciado es de vital importancia para la vida ciudadana del ayuntamiento más importante del país en generación de divisas por turismo, el sistema no ha querido ni siquiera publicarlo en el Periódico Oficial, con el argumento baladí de que se registraron errores graves en la edición inicial de esa gaceta y por ello el mismo ha sido pospuesto de manera discrecional.

La realidad política de Quintana Roo es distinta a la de los otros 30 estados de la república y el Distrito Federal, ya que los gobiernos se han dedicado a ejercer presiones de diversa índole sobre la ciudadanía inconforme que de manera simple, ha mostrado con acciones políticas su malestar o la pérdida del derecho indivisible a inconformarse públicamente.

Por ello, el gobierno que encabeza Roberto Borge Angulo deberá abrir más y mejores canales de comunicación con los diversos grupos sociales y políticos de la entidad, quienes se han quejado de la actitud asumida por los personeros del mandatario, ya que éstos actúan con severidad y a mutuo propri, cuando consideran que algún representante de la sociedad se inconforma por determinadas acciones que van en contra del respeto irrestricto al derecho.

Por esas acciones de reprimenda extrema, programas como el de Desarrollo Urbano de Benito Juárez sigue sin ejercerse no obstante ser aprobado en sesión de Cabildo el 5 de septiembre del presente año, debido a esos arreglos y sometimientos de funcionarios públicos a esa política barata que tanto perjudica al Jefe del Ejecutivo estatal.

Se afirma en Cancún que debido a la escasez de fondos públicos para hacer frente a la larga lista de gastos que tiene el gobierno y no hay de donde sufragarlos, se han retrasado los programas y fusionado dependencias públicas como la de Educación y Cultura, entre otras.

Empero, también se ha manifestado que han sido presionados tanto empresarios como hoteleros y gente pudiente, para ampliar la tasa de gravamen fiscal, ya que al crecer los impuestos, cuando menos la recaudación momentánea es mayor a la que se recibe en la actualidad y que no alcanza para nada.

O como se acostumbra en política, ¿les "pasarán la charola" a todos por igual? Puede ser una treta planteada por el actual secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Mauricio Rodríguez Marrufo para allegar al gobierno borgista de recursos fuera de impuestos, que "pasa las de Caín" para cumplir con todos los compromisos que ofreció el hoy mandatario en su campaña proselitista hace ya más de tres años y que ha tenido muchos contratiempos financieros porque le dejaron la casa en bancarrota.

Nadie se escapará del amago. Lo trascendente es que los recursos fluyan de forma constante y "para que la cobija alcance tapar a todos", refería Vicente Fox.