Cuestión Política

Persiste la violación legal en Tabasco

El otorgamiento del gobierno de Tabasco de un contrato a la empresa china, Cangnan Riwong Craft Logo Limited, que fabricará 380 mil juegos de placas para automotores en este 2014, puso al descubierto la serie de ilícitos que ha ejecutado, en un año de administración, el régimen del gobernador Arturo Núñez Jiménez, quien aseguró en su toma de posesión, encarcelaría a los pillos tabasqueños.

Y es que el costo de la entrega directa de parte de funcionarios tabasqueños a la trasnacional oriental, es de más de 75 millones de pesos, donde las utilidades que deje dicha manufactura, irá a parar a los bolsillos de los protegidos del Ejecutivo estatal.

La realidad es que el llamado Edén terrenal soporta los latrocinios de los mal llamados servidores públicos, que han hecho de los sistemas sexenales y trienales, auténticos botines de piratas.

Pese a sus promesas de campaña y en búsqueda de devolverle a la sociedad un poco de credibilidad, el mandatario tabasqueño Arturo Núñez Jiménez no ha atinado para desterrar de una vez por todas la corrupción que, es cierto, no solamente existe en Tabasco sino en todo el territorio mexicano, pero pareciera ser que ya todos los mexicanos nos acostumbramos a tolerar impunemente las ilegalidades.

El caso referido en nuestra pasada entrega para este espacio, ya levantó indagatorias en tribunales federales, en las que piden a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) investigue si está permitido que una empresa extranjera fabrique placas para vehículos motorizados, las que en supuesto son únicamente menester de manufactureras mexicanas.

En un informe detallado, se precisa que la dependencia federal ha autorizado a 25 empresas nacionales, la fabricación de placas metálicas para identidad de automotores, conocida como matrícula oficial.

Además de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la protesta ya se hizo llegar a la Secretaría de la Función Pública para que indague la flagrante violación a la Ley de Adquisiciones Federal y del estado de Tabasco, al no licitar públicamente el concurso de fabricación de placas y que tiene un costo de más de 75 millones de pesos.

¿En manos de quién quedarán las pingües ganancias?. Hasta cuándo manifestaremos que ahora sí, desapareció la corrupción como modus vivendi de los mexicanos?

PIFIAS DE PAUL CARRILLO

Y en el municipio de Benito Juárez, Cancún, los problemas persisten debido a que el alcalde, Paul Carrillo no tiene ni la experiencia ni la prestancia para resolver los graves conflictos que azoran a todos por igual.

La basura, la inseguridad y el alumbrado público, pareciera ser, no pretenden ser resueltos por la "autoridad", debido a la falta de oficio y, dicen los enterados, porque no cuentan con recursos suficientes para hacerle frente.