Cuestión Política

Persiste el autoritarismo del gobierno

La serie de endeudamientos y maniobras políticas irresponsables a las que han sido sometidos casi todos los estados de la república, producto de la pésima administración y los latrocinios de los mal llamados servidores públicos, han orillado a la ciudadanía a que no reciba en tiempo, programas sustanciales que son relegados precisamente por falta de financiamiento y política honesta.

Hemos visto la larga lista de entidades como Coahuila, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Jalisco que han sufrido endeudamientos por la irresponsabilidad de funcionarios, quienes cobijados por el gobernador en turno, saquean las arcas públicas a su antojo, por lo que programas y rubros prioritarios que requiere con urgencia la ciudadanía, son cancelados o bien, nunca entran en vigencia

Quintana Roo no ha sido la excepción. Los sectores de la población han sido sujetados en base a falsas expectativas de crecimiento y que nunca son desplegadas por el gobierno, por lo cual, ese "crecimiento sostenido" que tanto esgrime el régimen en turno, no se refleja en ningún aspecto.

Por ello, programas prioritarios como el de Desarrollo Urbano del municipio de Benito Juárez con cabecera en Cancún, no ha podido entrar en vigor -pese a ser aprobado en sesión de Cabildo el 5 de septiembre pasado- debido a los arreglos y sometimientos de funcionarios públicos a una política banal y que pretende ser impuesta por temerarios servidores.

Diversos representantes de la ciudadanía, entre los que se encuentran líderes sociales, dirigentes de partidos políticos, empresarios, catedráticos y verdaderos connacionales, han invocado a la actual administración a que ponga en marcha los programas prioritarios y no persistan en ser utilizados o repartidos en forma discrecional o sectaria partidista.

Con referencia al programa de Desarrollo Urbano, tan fundamental en Cancún por su gran crecimiento demográfico anual, no ha sido aplicado porque se pretende conformar una fuerza básica de entrada de dinero de particulares a las arcas públicas, que quedaron al punto de la quiebra por la pésima administración del aun perredista, Julián Ricalde Magaña.

¿Y qué culpa tiene la ciudadanía o los que pretenden construir para poseer una vivienda digna si el sistema quiere financiarse y resarcirse de los daños ocasionados por ex gobernantes bandidos que quebraron alcaldías y regímenes estatales?.

El pretexto esgrimido por el gobierno hasta el momento es bueno: no se ha publicado en el Periódico Oficial del estado de Quintana Roo por fallas en la redacción del mismo, aprobado por el Cabildo de la administración de Ricalde Magaña, o bien,

Ya tiene casi dos meses de vigencia el gobierno del PRI en Benito Juárez, por lo que el programa de referencia ya debería haber sido publicado en el Periódico Oficial. ¿Por qué la tardanza?, preguntan ciudadanos y empresarios.