Cuestión Política

Moreno Cárdenas, abanderado del PRI en Campeche

Si el PRI no cohesiona a sus candidatos a puestos de elección popular, con la designación de auténticos representantes avalados por la ciudadanía, no triunfará en los comicios del 7 de junio próximo, ya que el electorado seguirá resentido con el régimen y, con el voto en contra, castigará al propio sistema.

Por ello, la dirigencia del Revolucionario Institucional tendrá que analizar a fondo las cartas de los abanderados a los gobiernos estatales, toda vez que se han registrado controversias, precisamente en los estados donde, en apariencia, se han designado "candidatos de unidad".

En ese orden, el aspirante a la gubernatura de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, tendrá grandes posibilidades de obtener una victoria, si no contundente, sí amplia y clara frente a sus adversarios, Jorge Rosiñol Abreu, del PAN y Layda Sansores, de Morena, quienes le apuestan al "descarrilamiento del tren" tricolor en la que será la justa campechana más disputada de su historia.

De ahí que las descalificaciones de las que ha sido objeto el candidato Moreno Cárdenas, se basan en patrañas y falacias que han elaborado los equipos de Sansores, -una añeja legisladora que tiene como obsesión heredar la Primera Magistratura de Campeche que tuvo su papá, Carlos "El Negro" Sansores Pérez- conocidos por la creación de panfletos y libelos.

El abanderado priísta, joven con prestancia y no obstante sus 39 años de edad, tiene ya una larga experiencia como legislador, ya que cuando fungió como senador, dejó una huella profunda por su actuar con madurez y en la propuesta de iniciativas que al final fueron aprobadas por el pleno del Congreso de la Unión.

Tiene simpatía y carisma. Cualidades muy difíciles de conjugar en un político de las nuevas generaciones, donde los jóvenes basan su éxito en la personalidad adquirida al través de la experiencia.

Moreno fue designado por el entonces candidato a la Presidencia de México, Enrique Peña Nieto, como su coordinador de campaña en el sureste de la república, donde a pesar de la influencia del Partido de la Revolución Democrática, entregó muy buenos resultados al hoy mandatario de la nación.

Con su impetuosidad, el priista dejó en claro hace un par de años, que su trabajo ejemplar sería reconocido e influiría en Enrique Peña para que en el mediano plazo, fuese el abanderado a la gubernatura. Hecho que logró a finales de enero del presente año.

Otra de las grandes ventajas que tiene Moreno Cárdenas sobre sus rivales y alcance el mandato campechano, es el reconocimiento que tiene de jóvenes y adultos, que lo han visto crecer políticamente y que está identificado con los universitarios.

Ha sido criticado porque ha elevado protestas en contra de funcionarios públicos por la actitud que estos adoptan en contra de los intereses de los mexicanos.

Persiste en llevar a cabo todas las semanas, ayuda económica a las clases más desprotegidas, ya que desde que ocupó la dirigencia estatal del Frente Juvenil Revolucionario, mostró aplomo y disposición con las clases más necesitadas.

Moreno Cárdenas velará siempre por el interés de sus coterráneos, pese a los embates de Layda Sansores y compañía, reconocida por su forma de hacer política y quien sólo a base de injurias y descalificaciones se allega de fama, de cara a la jornada del 7 de junio próximo.

El priista convencerá a los suyos de que es el mejor candidato de Campeche. La fama que ha hilvanado a través de los 20 que lleva en la administración pública, influirá en su beneficio.