Cuestión Política

Mancera reprobado por la ciudadanía

Sin importarle la serie de conflictos que ha ocasionado por su tibieza, Miguel Angel Mancera, "jefe" del Gobierno del Distrito Federal (GDF) prefiere hacer mutis y conservarse sin responsabilidades antes que provocar la ira de sus acervos detractores que por nada, quieren perder el feudo más rentable de la Federación: la ciudad de México.

Y es que la fútil actitud del también doctor en derecho, ha ocasionado graves enfrentamientos en diversas partes de la capital del país, en donde los grupos de choque sientan cada vez más sus reales ante la complacencia de la autoridad –sí así se le puede llamar- que se niega a ponerle un hasta aquí a quienes trastocan el estado de derecho.

La ciudadanía se cansó ya de tanta demagogia de Mancera que no sabe a quien encomendarse, ante la grave crisis que azora a más de 8 millones de habitantes que están no solamente a expensas del crimen organizado, sino de los manifestantes que golpean con impunidad a quien osa enfrentarlos.

Y por supuesto, la rechifla que se le endilgó al jefe del GDF –organizada por el "profe" René Bejarano- el domingo anterior, en uno de los innumerables congresos del Partido de la Revolución Democrática (PRD)por de más de 20 mil asistentes, fue el fiel reflejo del rechazo a Mancera al interior y exterior de ese instituto político.

En la evocación de los auténticos maestros de antaño de la enseñanza primaria, media y preparatoria, el titular de la jefatura gubernamental capitalina "vino a calentar la banca", porque ninguna acción favorable que haya determinado, ha sido factor de consenso entre los habitantes de la gran metrópoli.

El crecimiento de los índices delictivos, la cobardía para desalojar a los manifestantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación del monumento a la Revolución, el alza del 66 por ciento a la tarifa del Metro así como la de otros servicios que presta el GDF, ha lastimado la dignidad de los capitalinos que organizarán en el mediano plazo, más manifestaciones en contra de su "guía y mentor".

Si bien es cierto que René Bejarano es el brazo ejecutor de Andrés Manuel López Obrador y ha sido uno de los artífices de la guerra sucia que enfrenta el propio Mancera, la verdad es que la "administración" del multicitado personaje ha ocasionado muchos conflictos graves por su falta de oficio político.

He de reconocer que como jurista, Miguel Angel es un excelente catedrático. Empero, no podrá realizar un buen papel como líder porque ha demostrado que le falta madurez y experiencia para desempeñar el encargo con decoro.

Ya para concluir, deseo a todos mis queridos lectores, una feliz navidad y, que la noche del 24 del presente, tengan una paz que impregne nuestros sentimientos.