Cuestión Política

Freno al gasto excesivo en Chiapas

Los excesos cometidos por el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, antes y después de su primer informe de labores, deja al descubierto los despilfarros impunes que enfrentamos los mexicanos de parte de quienes detentan el poder.

Ya vimos que ante los ojos de todos, el estado de derecho es sólo una tesis. Porque no es posible persistan los gastos inútiles de los gobernantes, donde alardean y fanfarronean hasta lo que no lograron en su ejercicio, pero eso sí, le hacen creer a la república que son los nuevos redentores, los paladines de la patria moderna.

Y es que el jefe del ejecutivo chiapaneco se había mostrado como un político sano, sin más interés mezquino que el de servirle a su comunidad. Discreto. Ubicado. En verdad parecía extraído de una singular clase como la de su abuelo, la eminencia médica, el doctor Manuel Velasco.

Sin embargo, como le sucede a todos los que se embelesan con el poder, pierden el terreno y cuando comienzan a levitar, ven al pueblo que los entroniza como simples vasallos y nunca, jamás, vuelven en sí como para escuchar una crítica constructiva de quienes votaron por su causa.

Los más de 120 millones de pesos que gastó Velasco a través del erario local para dar a conocer su imagen con motivo de su inicial informe sexenal, son hechos que debe frenar ya el propio sistema, sin importar que los regímenes sean autónomos por vía de nuestra Carta Magna y no concesiones graciosas que creen los gobernantes, persisten en ser auténticas patentes de corzo.

Hemos visto como ex mandatarios convertidos en auténticos gavilleros, bandidos de pura cepa, aun cuando han quebrado financieramente a las entidades y jurisdicciones que "gobernaron" son premiados por el mismo sistema que los creó.

Pese a que son censurados, vilipendiados, ofendidos –para lo que les importa- y ser desterrados al más oscuro ostracismo, sus tropelías quedan en la impunidad, porque sólo unos cuantos han pagado con cárcel los descarados robos y fechorías cometidas.

¿Ejemplos? Decenas. Cientos. ¿Nombres?

Ahí están los priistas, Humberto Moreira y Rogelio Montemayor, ex gobernadores de Coahuila. Mario Marín, de Puebla. Ulises Ruiz, de Oaxaca. Juan Sabines, de Chiapas. Azucena Olivares, ex alcaldesa de Naucalpan y otras centenas más.

Los del PRD, Leonel Godoy, ex "desgobernante" de Michoacán. Amalia García, de Zacatecas. Gregorio "Greg" Sánchez, ex munícipe de Benito Juárez (Cancún) Eliseo Bahena, de Carrillo Puerto.

Así como los panistas, Luis Felipe Reynoso, de Aguascalientes. Alfredo "Mosco" Reyes, ex edil de la capital, Aguascalientes. José Luis Durán Reveles, ex de Naucalpan y hasta integrantes del gabinete de Felipe Calderón, César Nava. Alejandra de la Sota, vocera del otrora mandatario y muchos otros más.

Llegó el tiempo en que la ciudadanía no deberá ser más burlada y agraviada por sus gobernantes. Ya basta de ofensas y disculpas endebles de éstos. Quien robe, que pague con cárcel y se acabe de una vez por todas la impunidad.